Inhumano #5

Inhumano #4-5: Hazte con todos… o muere

Inhumano #4«Dad la bienvenida a vuestro nuevo hermano«

 

Por fin, tras algún que otro bandazo, Charles Soule comienza a perfilar el argumento que va a guiar a Inhumano como serie independiente e injerta en el continuo marvelita. La entrada en escena de Linaje (a quien conoceremos mejor en Pecado Original: Compendio) le sirve a Medusa para conocer, al menos en parte, los planes de su desaparecido esposo que llevaron a la destrucción de Attilan y a la aparición de la inmensa nube de gas terrígeno que ha ido mutando a inhumanos «durmientes» a lo largo y ancho del globo. Estos planes parecen implicar una amenaza de primer orden para la que hará falta la presencia sobre la Tierra de una población inhumana lo suficientemente numerosa como para hacerle frente. ¿Una amenaza? ¿Global o sólo para los inhumanos? Mucho me temo que para obtener estas respuestas deberemos esperar aún unos cuantos meses.

 

Por de pronto Medusa, en el cuarto tomo de la colección española, decide atajar de una vez por todas el problema que le supone la existencia de Lash enfrentándose a él en su propia base de operaciones (las ruinas de Orollan, que fue destruida con la aparición de los poderes de Thane, hijo de Thanos, en los estertores de Infinito). Con este enfrentamiento como excusa, Soule aprovecha para mostrarnos dos caras de la misma moneda que, espero, vayan a traer cola en esta colección. Lash, como si de Magneto con su Hermandad de mutantes Diabólicos se tratase, ha montado en las ruinas de la ciudad milenaria una especie de secta en la que él se constituye como una especie de mesías y salvador de los nuevos inhumanos que ha «rescatado». Frente a la filosofía que se sustenta en esta mentira aparece Medusa y los suyos para oponerse a Lash, pero la aparente bondad y generosidad de las palabras de la reina inhumana esconden parte de la mentalidad aislacionista que siempre ha caracterizado a los de su especie, amén de un leve destello de fanatismo a lo «o conmigo o en mi contra» que no termina de convencer a los neófitos como Infierno.

 

«Ambos sois parte de algo mayor«

 

En Orollan, por tanto, se enfrentan dos maneras de entender una misma realidad que, en el fondo, no están tan alejadas entre sí como ellas mismas proclaman. Soule parece querer ponernos en la siguiente tesitura: ¿Qué preferirías? ¿Un gobernante endiosado que te mantuviera a salvo e ignorante? ¿O un gobierno que te informara, pero te coaccionara para que actuases según sus designios? Ojo, que la respuesta no es tan fácil como parece a primera vista, los inhumanos, como los atlantes y los asgardianos en el universo Marvel se anclan al modelo caduco de una monarquía y, pese a que la misma aparece teñida de una falsa democracia, la libertad de elección para quienes viven bajo los designios de cada rey o reina no es tan amplia como se nos quiere hacer creer.

 

Inhumano #4

Korvostax en Inhumano #4

 

Volviendo al tema de la amenaza también resulta curioso que los nuevos reclutas de cara a la batalla que se acerca resulten ser de afinidades elementales como el fuego (Infierno) y la piedra (Korvostax). ¿Harán falta nuevos inhumanos de viento y agua? ¿Y el Capitán Planeta cuándo? Bromas aparte, veremos si voy o no desencaminado, pero las similitudes con la serie de los 90 van más allá si nos fijamos en que el chico de fuego es un chicagüense de pro y el de tierra un afroamericano, aunque en la serie de dibujos este personaje era africano y respondía al nombre de Kwame. Si se unen a la colección una asiática y un latinoamericano ya sabremos de dónde saca su inspiración Soule.

 

«No deberíais enfrentaros a esto de rodillas«

 

Con estas estamos que llegamos a Inhumano #5 y ¿qué nos encontramos? ¡Oh! ¡A una niña china con poderes inhumanos! ¡¡Y resulta que Korvostax tiene familia en África!! En fin… Con la quinta entrega de la colección nos despedimos de Joe Madureira (cuya incapacidad para entregar los capítulos a tiempo nos ha vuelto a costar un retraso en la colección) y damos la bienvenida a Ryan Stegman (al que hemos visto recientemente en las páginas de Spiderman Superior). Este capítulo, bastante más tranquilito que los anteriores, le sirve a Soule para mostrarnos la nueva realidad de una Attilan convertida a su pesar en una nueva isla encallada en el río Hudson. La forzosa presencia de la ciudad inhumana a orillas de la humana Nueva York obliga a Medusa a abrir sus fronteras al turismo y la enfrenta a los problemas que esto conlleva… incluyendo el terrorismo de quienes no comprenden lo que está ocurriendo.

 

Inhumano #5

Lector en Inhumano #5

 

De forma paralela conocemos en este número al misterioso Lector, un personaje que desprende carisma (bastante más que los personajes aparecidos hasta el momento en la serie) y cuyos poderes y alineamiento no nos quedan nada claros, aunque su voluntad de salvar a la también nueva Xiaoyi nos predispongan a su favor. El diseño del personaje, un tanto post-apocalíptico a lo Hope, y su carácter a lo Zatoichi son obra conjunta de Soule y Stegman y la verdad es que es de lo más interesante que se nos ha presentado por el momento en la colección, así que a ver qué nos depara su futuro.

 

Inhumano #5 cierra con el regreso de un villano clásico de la cabecera y con el inicio de la segunda saga de la colección, que se adivina más orientada a los líos políticos, las traiciones y los sacrificios por el poder. Charles Soule va poco a poco cogiendo confianza a la hora de lanzar a los inhumanos al estrellato que Marvel necesita para que (en 2019) su película sea el éxito que la Casa de las Ideas quiere. Las piezas comienzan a estar colocadas en sus respectivas casillas sobre el tablero, veamos qué clase de juego nos muestra esta nueva estrella aún por deslumbrar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados