Búsqueda de Lobezno: Omega

Búsqueda de Lobezno #Omega: A new challenger appears

Búsqueda de Lobezno: Omega«Bienvenidos a la Mansión-X. Espero que sobreviváis a la experiencia«

 

Me gustaría estar escribiendo ahora que por fin llegamos a la conclusión de todas las historias que llevamos meses leyendo en torno al regreso de Lobezno, pero (tal y como se veía venir y ya nos habían anunciado) Búsqueda de Lobezno es sólo, como su propio nombre indica, el título del crossover que se centra en las investigaciones en torno a la desaparición del cadáver del carismático mutante. Ahora, casi medio año después de que todo este maremágnum de miniseries comenzara, llegamos a Búsqueda de Lobezno: Omega con la certeza de que Lobezno ha vuelto y la terrible comprensión de que está en manos de una nueva villana de nombre Perséfone que es quien está detrás de todo lo que hemos ido viendo en cada una de las colecciones y es el nombre tras la misteriosa empresa Sóter.

 

Charles Soule dedica este número a hacer un resumen de todo lo que ha venido pasando en las miniseries y tan sólo dedica unas cuantas páginas a esta nueva revelación. Se convierte este tomo entonces en un nuevo experimento marvelita: darnos primero los spin-offs para luego resumirlos en la cabecera principal. ¿Significa esto que no hacía falta leer cada una de las cuatro cabeceras que han desfilado por Panini? Sí y no. Cada una de las cuatro historias son contadas aquí, pero los detalles más jugosos (el por qué del cambio de Mariposa Mental, el destino  de Daken…) quedan reservadas a sus páginas y hacen que su lectura siga siendo interesante. Por el contrario, esto hace que este número resulte un tanto superfluo si, como nosotros, te has leído las cuatro historias relacionadas. Quedando sólo las últimas páginas como novedad, algo que, de ninguna manera, justifica la inversión económica en esta grapa.

 

«Odio que los villanos intenten ser encantadores«

 

Hagamos como este cómic y echemos la vista atrás para ver qué es lo que Perséfone y Sóter están haciendo de espaldas al mundo y a costa de los servicios del revivido Logan. Por un lado tenemos experimentos en la América profunda con pueblos enteros asesinados y traídos de vuelta a la vida (o a la no-vida) en lo que parece una perversión de los poderes del mutante canadiense. Por el otro tenemos una base de datos con el genoma de todos los seres humanos robado al también villano Mr. Siniestro. En Madripur hemos sido testigos del lanzamiento y puesta en órbita de alguna clase de artefacto misterioso. Finalmente, y gracias al equipo de Daredevil (cuya historia guionizó el propio Soule), sabemos que Lobezno ha vuelto y que ha puesto sus garras al servicio del mal. En este último número descubrimos también que, de alguna manera, la tal Perséfone cree estar haciéndole un gran servicio a la humanidad. Su actitud hacia los héroes es la de una villana, pero hay admiración y respeto en los diálogos que el guionista le otorga. Quién sabe por dónde querrá llevar el cómic a continuación.

 

Búsqueda de Lobezno: Omega

Búsqueda de Lobezno: Omega

 

A los dibujos de este volumen tenemos a un inspirado Ramón Rosanas (de ahí quizás esa primera escena en Barcelona tan rica en detalles). Y ahora toca esperar cinco meses para la conclusión de todo este embrollo en un cómic que llevará por título El Regreso de Lobezno, que servirá para convertirse en el número cien de la colección del mutante de las garras de adamántium en nuestro país y que repetirá el formato que ya probó Panini con Los Vengadores de Jason Aaron: un arco argumental completo en un sólo cómic para celebrar la cifra redonda de publicaciones. Mientras tanto seguiremos leyendo sobre el Viejo Logan, personaje cuyos días están contados para la editorial.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados