Lobezno #2 (#102)

Lobezno #2 (#102): Is it for real?

Lobezno #2 (#102)«He vivido lo bastante como para saber que no se puede uno fiar de la superficie de las cosas«

 

A ver. Paren las rotativas. Paremos un momento. ¿Qué clase de comienzo es el que Banjamin Percy nos ha cascado para este segundo número de Lobezno? Veamos: el mes pasado, en la serie de Merodeadores (de Gerry Duggan) a Kitty Pryde la mandaron a pasear por la plancha y la dejaron morir ahogada en medio del mar. Este mes, aunque nuestro querido Daniel Lobato no os lo haya contado, hay una escena en esa colección que echa más leña al fuego, puesto que no sólo Kitty no puede atravesar los portales que llevan a Krakoa, sino que, además, no parece ser capaz de ser resucitada utilizando los rituales que han creado los mutantes a tal efecto. Hasta ahí todo ‘bien’. Entonces, ¿qué narices es lo que nos planta Percy al principio de este número? ¿Qué coj**es está pasando? ¿Y de qué manera esto enlaza con la colección del mutante de las garras de adamántium?

 

Vale, ya me he calmado. Analicemos ahora el Lobezno #2 (#102). En él, tras la diversificación de la primera entrega, nos centramos en la trama del cartel de las flores y la chica pálida que ha estado jugando con la mente de unos y otros mutantes, pero sobre todo con la de Logan, al que nos encontramos tras haber asesinado a Dominó, Jean Grey y Quentin Quire nada más comenzar el primer número y cuyas muertes nos son relatadas al principio de esta nueva entrega (nótese lo fácil que mueren los mutantes ahora que sus regresos están eternamente confirmados). Lobezno, una vez más, ha sido controlado por un tercero para que cometa atrocidades en su nombre. Ya sean poderosos telépatas, demonios del averno o señores mutantes del apocalipsis, lo cierto es que es condenadamente fácil entrar en la mente de uno de los mutantes más duros de roer. Y Percy parece empeñado en reflexionar sobre este aspecto.

 

«Sin más daños colaterales. Sin más amigos atrapados en el fuego cruzado«

 

¿O no? Porque si algo he ido aprendiendo después de muchos años leyendo y escribiendo sobre cómics es que cuando un número termina de una manera tan desesperanzadora como el que Panini publica en esta ocasión, lo normal es que haya gato encerrado. Y también está el hecho de que, tras haber sido manipulado (de una manera que nos recuerda mucho al Lobezno del Viejo Logan de Mark Millar) para asesinar a sangre fría a sus compañeros de X-Force, lo lógico y natural es que nuestro protagonista se haya preparado convenientemente para el segundo round con la misteriosa mujer que se ha dedicado a utilizar a los mutantes para sus oscuros motivos.

 

Lobezno #2 (#102)

Lobezno #2 (#102)

 

Con todo, Logan vuelve a hacer algo que va mucho con su estilo: tratar de resolver sus problemas solo. Vale que en esta ocasión se haya aliado con un agente de la CIA (que me está gustando bastante y que se da un cierto aire al Oliver Queen que el propio Percy escribió para DC), pero ya hemos visto lo mucho que dura su trabajo en equipo.

 

En fin, veremos hacia dónde nos conduce esta sangrienta aventura. De momento vamos a seguir con esta trama, pero en un par de meses volveremos con la otra línea que el guionista perfiló en la primera entrega. Aquella de los vampiros que entroncaba directamente con lo que nos está contando Jason Aaron en sus Vengadores. Además, entre la colección de X-Force de este mes y el número de Lobezno que estamos analizando Panini nos coloca en su lista de lectura de Amanecer de X el número uno de Infernales, una suerte de Escuadrón Suicida marvelita con Caos y Mariposa Mental como notas discordantes. ¡Avisados quedáis!

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados