Los Vengadores #9 (#108)

Los Vengadores #9 (#108): Elfos nazis

Los Vengadores #9 (#108)«Para esto he hecho que os dejarais la piel«

 

Comienza el cruce de Los Vengadores de Jason Aaron con La Guerra de los Reinos… de Jason Aaron también. Y al guionista le han debido faltar páginas para contar todo lo que quiere, porque en lugar de tener por aquí a los Héroes más Poderosos de la Tierra plantándole cara a las huestes de Malekith, Marvel (y Panini en nuestras tierras) ha decidido darle a Pantera Negra y los suyos toda una miniserie que se publica de forma conjunta con el evento. Entonces, si los Vengadores no están en la serie mensual de Los Vengadores… ¿Qué tenemos entre manos? Pues la excusa perfecta para que el guionista siga desarrollando el resto de tramas y personajes que tenía en stand by y que apenas tuvieron hueco en la reciente aventura con los vampiros.

 

Así es, el Escuadrón Supremo de América logra al fin sus páginas de gloria y que se expliquen algo más su origen y sus motivaciones. Hasta ahora sólo sabíamos que la versión marvelita de la Liga de la Justicia de DC estaba a las órdenes del agente Coulson, que misteriosamente había vuelto a la vida tras su desafortunado encuentro con Deadpool. Aaron aprovecha el parón en su serie para comenzar a dejar caer pistas sobre cómo ha acabado este grupo superpoderoso a las órdenes de un único ex-agente de S.H.I.E.L.D. Y lo que nos cuenta nos pone los pelos de punta y sugiere que algo realmente gordo se le ha ocurrido al autor de esta serie de cara a futuras tramas (y con los vampiros, los Vengadores rusos y Namor en la recámara se nos comienzan a acumular). De verdad que así da gusto leer la que siempre se presupone como la serie más importante para continuidad de la editorial.

 

«Hitler está muerto. Se rindieron hace meses«

 

También aprovecha Aaron para ilustrar a los que acaben de aterrizar en Marvel sobre quiénes son estos personajes que tanto se parecen a Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern y Flash. Este equipo, creado en los años setenta como una versión en positivo del grupo de villanos que parodiaba a los mayores héroes de la Distinguida Competencia de la Casa de las Ideas, ya ha tenido serie propia varias veces dentro del universo de la editorial norteamericana (la última vez llegaron a España allá por 2016 de la mano de James Robinson) pero nunca han terminado de cuajar del todo. La idea de utilizarlos tal y como lo hace este guionista resulta a la vez terrorífica y la mar de interesante, haciendo de ellos poco más que muñecos en manos de su jefe y lanzando el mensaje de que, mientras que siempre hemos hablado de los soldados de cerebro lavado de los soviéticos, las manos de aquellos que juraron proteger la nación más poderosa del mundo nunca estuvieron mucho más limpias que las de sus contrapartidas comunistas.

 

Los Vengadores #9 (#108)

Los Vengadores #9 (#108)

 

Como complemento (y obligada por la nueva organización europea de Panini) la división española de la editorial mete a presión dos historias pertenecientes al tercer número de la cabecera norteamericana Marvel Comics Presents (debería haber una historia más, pero han decidido meterla en otra colección que se publicará más adelante) que no pegan ni con el momento actual de la serie ni con ninguna de las historias que en ella se están contando. Los dos relatos, de Greg Pak y Tomm Coker el primero y Ann Nocenti y Greg Land el segundo nos llevan a dos momentos diferentes del pasado para centrarse en dos de los… personajes de esta serie. Iba a poner protagonistas, pero es que Namor ahora mismo es más bien un villano y el Capitán América ha asumido un discreto segundo plano en favor de T’Challa desde que Jason Aaron está al frente de la colección. Con todo, son dos historias que se dejan leer, aunque habría tenido mucho más sentido injertarlas al final de cualquier saga en lugar de como una manera burda de engordar el número de este mes.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados