Sue Storm y Amadeus Cho

Los Vengadores. El tiempo se acaba – Primera parte: Todos a sus puestos

El final de todo se avecina y las posiciones entre los diferentes protagonistas no pueden estar más alejadas entre sí. El penúltimo tomo publicado por Panini Cómics de la etapa de Jonathan Hickman al frente de Los Vengadores y Los Nuevos Vengadores esconde muchísimas sorpresas.

 

«¿Veis? Por eso la gente siempre piensa que tramáis algo. Porque lo hacéis«

 

Sue Storm y Amadeus Cho

 

Lo primero que llama la atención es la inclusión de un buen número de capítulos de Vengadores Mundiales (los que restaban para dar por cerrada la tercera serie vengadora, cuyos anteriores capítulos vimos en el sexto tomo de esta recopilación). Resulta sorpresivo sobretodo si optasteis por limitaros a seguir únicamente las dos cabeceras de Hickman; pero lo cierto es que estos capítulos tienen mucho interés para crear contexto de cara al tablero de juego en el que se mueven los personajes en el clímax final de la aventura. Hay aquí varias piezas importantes. Por un lado están Bala de Cañón y Mancha Solar, quienes trabajan duro para convertirse en un puente entre las facciones vengadoras enemistadas (el Capitán América y S.H.I.E.L.D. contra los Illuminati de Iron Man y Reed Richards), y por otro tenemos a Namor, quien «vendió su alma» tomando como aliado a Thanos y su Orden Negra. Y tanto el atlante como los dos mutantes son personajes a los que Hickman tiene en estima y a los que les reserva importantes momentos.

 

Estos primeros números, pues, cierran flecos respecto al sexto volumen de esta etapa, y aportan interesante información respecto a lo que viene a continuación… un salto de ocho meses en el futuro.

 

Así es, una vez retomamos la trama de Los Nuevos Vengadores y Los Vengadores, el guionista nos sorprende con un salto temporal que nos presenta a los personajes en una situación límite de la que ya no hay marcha atrás. Hay rabia y mucho dolor en las miradas de los personajes; se niegan a darse por vencidos, pero son conscientes de que se enfrentan a gigantes, no pueden ganar. El fin del mundo es casi una realidad y muchos de nuestros protagonistas se han visto obligados a tomar caminos desesperados a fin de salvar el mundo como mejor creen. La decisión de Hickman complica un tanto el entendimiento de algunas de las cosas que suceden, pues hay mucha información que asimilar. Pero, al mismo tiempo, le permite avanzar a pasos agigantados en sus planes y (algo que no es poca cosa) librarse del condicionamiento de eventos como Axis y el día a día de otras cabeceras. Si Tony Stark o Steve Rogers aparecen de tal o cual apariencia es algo que no tiene ninguna relevancia para Hickman. De hecho, en muy pocos momentos se detiene a abordar la situación de sus personajes en este lapso de ocho meses si no tiene una incidencia directa en el desarrollo de los acontecimientos.

 

Aquí vuelve a tomar mucha importancia la familia Richards-Storm y Doctor Muerte. Ambos saben más de lo que nos quieren hacer creer y van a ser de capital importancia en el desenlace de la serie. Hickman disfruta mucho con estos personajes, como ya demostró a lo largo de su etapa al frente de Los 4 Fantásticos y aprovecha la oportunidad, incluso, para hacer algún guiño a otra de sus obras (recuperada recientemente): S.H.I.E.L.D. Un guiño muy orgánico, cómplice con los seguidores de su pluma y que aporta una capa más de estimulante misterio a quienes no lo conozcan. Este tomo finaliza con la promesa de una batalla por la supervivencia en la que no habrá vencedores… o puede que sí. El Hombre Molécula y Doctor Muerte no han dicho su última palabra. Hickman se guarda un último as en la manga para el gran final de su epopeya vengadora.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados