Los Nuevos Vengadores

Los Vengadores. El tiempo se acaba – Segunda parte: No perder

Los Vengadores de Jonathan HickmanLa epopeya vengadora de Jonathan Hickman llega a su final en este octavo volumen (noveno si contamos con Vengadores Mundiales) y que nos deja a las puertas del último gran evento marvelita en muchos años, las Secret Wars. Panini Cómics ha puesto mucho mimo en la edición en tapa dura de esta novela río, incluyendo material que había quedado en el limbo y que no hace sino enriquecer la lectura (y el afán completista de los seguidores de Hickman).

 

«No moriré en una jaula, ¿lo entendéis… hermanos?«

 

El voluminoso tomo, enmarcado en la línea marvel Now! Deluxe, incluye, además de los capítulos correspondientes a las colecciones de Vengadores y Nuevos Vengadores, una historia en seis partes protagonizada por Manacha Solar y Bala de Cañón y un one-shot encabezado por Shang-Chi, personajes de gran importancia en algunas de las etapas del guionista al frente de los héroes más poderosos de La Tierra y unas historias que se cuentan entre las primeras del guionista (y dibujante) en la Casa de las Ideas. Motivo este más que suficiente para plantearse actualizar la edición (si es que tenéis la colección vengadora en su formato original en grapa).

 

Todos los caminos han conducido a este inevitable final que no significa otra cosa sino la destrucción del univero Marvel tal y como lo conocemos. Del multiverso marvelita en su conjunto, pues la otra gran línea de la compañía, la Ultimate, que resistiera durante quince largos años, también se enfrenta a su cierre. Este final, sin embargo, no lo llegaremos a ver en estas páginas, sino que se verá en Secret Wars. Aquí, en Los Vengadores, somos testigos de la cuenta atrás, de cómo el reloj llega a cero. Mientras que unos personajes (con Los 4 Fantásticos a la cabeza) lucha por no perder, otros como Muerte o el Cónclave, se niega a tal perspectiva, ya sea llevando adelante tácticas movidas por pura desesperación, o porque se guardan una última y valiosa carta bajo la manga. Sea como fuere, muchas de las cuestiones y misterios que han vehiculado la serie desde la llegada de Hickman, se resuelven en estas trepidantes páginas.

 

Poco a poco el guionista ha ido filtrando los focos de interés y los personajes protagonistas hasta quedarse con los que más le llenan, con los que puede desarrollar la historia como a él le interesa. Así, primeros espadas como Capitán América o Iron Man terminan sentados en el banquillo, mientras que los Namor, Pantera Negra o los Reed Richards (el de Tierra-616 y Tierra-1610) van acaparando cada vez más espacio. En este aspecto resulta muy interesante los diferentes caminos que toman ambos Richards. Las experiencias de cada uno han llevado al Hacedor y a Mister Fantástico por senderos diametralmente opuestos. El primero parece el reverso oscuro del segundo, el que todos conocemos y amamos. Hickman disfruta muchísimo con ambos y nos hace partícipes de esa fascinación. Si llegarán a cruzarse sus destinos o no, solo lo sabremos en Secret Wars.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados