Los Nuevos Vengadores

Los Vengadores. Pecado Original: El precio a pagar

Es sintomático de que un autor está haciendo bien las cosas en una colección cuando la lectura de la misma te dura un suspiro, por más que dicho autor complique la trama o exija suma atención en los detalles. Es lo que le ocurre a Vengadores de Jonathan Hickman. El guionista, denso y enrevesado como solo él sabe, logra que devoremos su obra casi sin darnos cuenta. Es tal la capacidad que tiene de atraparnos en ella.

 

«¿Cuándo te convertiste en este monstruo?«

 

Panini Cómics entra ya en la recta final de la recopilación de la etapa vengadora de Hickman, aquella que llevó al escritor a compaginar las dos principales cabeceras de la franquicia (Vengadores y Nuevos Vengadores) al tiempo que preparaba la muerte y renacimiento de todo el universo Marvel como solo él es capaz de hacer. En tiempos de Los 4 Fantásticos o S.H.I.E.L.D. ya comprobamos de primera mano las capacidades de Hickman. En su actual incursión en la franquicia mutante también ha llamado la atención de todos con la reinvención a la que ha llevado a buena parte de sus personajes. Pero fue en Vengadores donde alcanzó su mayor pico de influencia, con todo el universo Marvel pivotando en torno a sus ideas, a su hoja de ruta.

 

Los Nuevos Vengadores #44

 

Tal es así que en las páginas que tenemos entre manos, el evento Pecado Original se convierte en una mera excusa para seguir profundizando en la novela río que estaba construyendo y que tuvo su germen en las aventuras que guionizó de la primera familia. Pecado Original le sirve para poner algunas cartas sobre la mesa y descubrir al mundo la actuación de los Illuminati. Los pecados aquí descritos poco o nada tienen que ver con Uatu o con las revelaciones que salieron a la luz con su muerte. Los pecados aquí descritos son los de algunos de los héroes más poderosos de La Tierra y cómo han tenido que transformarse en monstruos para salvarnos… o al menos intentarlo.

 

Los Nuevos Vengadores

 

Ver a tipos como Mr. Fantásticos, Pantera Negra o Iron Man llegar a los extremos aquí descritos en cualquier otra circunstancia habría sido impensable, pero Hickman los lleva al límite y una vez allí, los exprime un poco más. El problema de las incursiones les supera, no hay salida. Pero no lo van a aprender salvo a las malas, renunciando a parte de su humanidad, si no toda. Hay una gran carga trágica en este relato, cuando los personajes más brillantes del Universo Marvel son conscientes, al fin, de que hagan lo que hagan están perdidos. Y aún así, siguen luchando. El guionista norteamericano no pierde el foco en ningún momento. Sabe quiénes son sus personajes y lo que significan. Y por mucho que retuerza las cosas o enfrente a unos con otros, Steve Rogers sigue siendo Steve Rogers. Igual que Clint Barton. O Stephen Extraño. Con sus virtudes y sus defectos.

 

Queda nada (solo dos volúmenes) para completar la etapa de Jonathan Hickman al frente de Vengadores y es ahora, cuando se presenta la última mano, cuando el autor lanza el órdago definitivo. ¡La emoción se desborda a partir de ahora!

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados