Pantera Negra #1: Imperio

Pantera Negra #1. Imperio: Star Wars, Episodio Mil

Pantera Negra #1: Imperio«Sabíamos que el Imperio un día abarcaría demasiado«

 

La historia de Star Wars no fue en su época una novedad en sí misma. La trama de un imperio malvado al que un reducido grupo de héroes se enfrenta hasta derrocarlo e instaurar un nuevo orden es casi tan antigua como las novelas de caballería. Su principal novedad y lo que la hace única fueron un escenario y unos efectos especiales nunca antes vistos hasta esa fecha y toda una mitología en torno a la religión y la figura de un redentor que, años después, han seguido floreciendo, llegando a convertirse en filosofías vitales para según qué personas. Los esfuerzos por replicar este universo y su éxito han sido muchísimos desde entonces, unos con más puntería y otros (como la reciente adaptación de Mortal Engines) bastante más pobres.

 

Ya hace unos días os hablaba de la versión de la historia que se sacó DC de la manga con Robin 3000 y es curioso que tan poco tiempo después me encuentre con más de lo mismo en la segunda temporada de Pantera Negra que nos trae Panini (ahora en formato rústica en lugar de en grapa, imagino que porque la primera versión no alcanzaría el nivel de ventas deseado). Imperio, que es el título que recibe este primer tomo, nos lleva de la mano a conocer un momento de la historia en el que los wakandianos se han extendido a lo largo y ancho de cinco galaxias (ya que jugamos, hagámoslo fuerte) al cambiar su filosofía de protección de su territorio por una más cercana a la que tuvo la Alemania del siglo XX de que la mejor defensa pasa por un buen ataque. En el seno de este imperio nos encontraremos con un T’Challa cuyos recuerdos han sido robados y que va a ser reclutado por los rebeldes a este sistema de gobierno para plantarle cara y tratar de traer, de nuevo la paz a la(s) galaxia(s).

 

«Cinco años desde que nos retiramos a esta roca helada«

 

Como podéis ver, la lista de similitudes entre el nuevo cómic de Pantera Negra de Ta-Nehisi Coates y la saga de George Lucas es larga (y crece aún más cuanto más leemos de esta nueva primera entrega), pero tal y como suele ocurrir en estos casos, es en las diferencias en las que debemos fijarnos para saber si, pese a compartir un punto de partida, este cómic puede independizarse con éxito de la historia original. Un detalle que nos hace pensar que así es lo he mencionado antes. La idea de cómo ha nacido y crecido el imperio wakandés a costa de la derrota y anexión de otros territorios es muy atrevida por parte de Coates. El escritor y periodista de Baltimore reflexiona sobre cómo el archiconocido hermetismo del pueblo de Wakanda puede ser pervertido para convertirlo en un nuevo estado fascista. Con eso incide en la idea, ya expuesta por la exitosa y oscarizada película de Marvel Studios, de que el progreso de cualquier nación pasa por su apertura al mundo exterior, aunque en este primer tomo quizás falle en presentarnos a alguna raza aparte de la humana dentro de los confines del universo conquistado. Con una excepción (y bastante pobre) casi todos los personajes importantes de la trama pertenecen al ‘pueblo elegido’ y esto, pese a ser una potente fuente de empoderamiento que busca replicar las historias tradicionalmente protagonizadas por varones caucásicos, no deja de empobrecer el relato.

 

Pantera Negra #1: Imperio

Pantera Negra #1: Imperio

 

Otra cosa que me falla es su protagonista. T’Challa interpreta aquí a un protagonista que funcionaba muy bien hace unos años (solitario, fuerte, osado, pero que no trabaja en equipo), pero que ahora me resulta anacrónico. Personajes así siguen existiendo, pero se usan más como un ejemplo de héroe fallido que necesita aprender una lección de humildad (ejemplos en la Casa de las Ideas no nos faltan) que como modelos a seguir por los lectores. El Capitán América necesita de sus Comandos Aulladores, Iron Man de Máquina de Guerra, el Doctor Extraño de Wong y la Capitana Marvel de Furia y el apoyo de aquellos a quienes está salvando. Sin embargo T’Challa casi se basta y sobra para acabar con el Imperio y esto es fliparse muy mucho.

 

A modo de resumen diré que este primer volumen de las nuevas aventuras de Pantera Negra (genialmente dibujadas por Daniel Acuña, por cierto) tiene claroscuros. Nos cuenta una historia entretenida con mucha acción y algunos detalles muy interesantes, pero falla a la hora de diferenciarse del todo del relato en el que se inspira y propone algunas estructuras y personajes que no están en concordancia con el sentir de estos tiempos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados