Secret Wars #4

Secret Wars #3-4: Abajo las máscaras

Secret Wars #3«Te conozco mejor que nadie, y no podías estar más equivocado«

 

Llegamos al ecuador del evento llamado a reformular el universo Marvel y se acabaron las presentaciones. Si los dos primeros números se dedicaban a bajar el telón de los universos moribundos y alzar el del Mundo de Batalla, en los que nos ocupan hoy Jonathan Hickman profundiza un poco más en el personaje central de este universo nacido a partir de los retales de una infinidad de mundos destruidos: Muerte.

 

El villano reconvertido en dios todopoderoso aparece frente a nosotros más humano que nunca y preocupado por la seguridad de un planeta que no logra estabilizar y que sólo se mantiene por la pura fuerza de su voluntad. A su lado comenzamos a entender la necesidad del Doctor Extraño, Sue y Valeria Richards: estos tres personajes contribuyen a atar al antiguo gobernador de Latveria a una realidad que cada vez le resulta más insignificante a un ser capaz de obrar maravillas con sus propias manos. De los tres es precisamente Stephen el que más peso tiene en la historia. Compañero de Muerte en los últimos segundos antes de la desaparición de los universos Marvel y Ultimate, el doctor es uno de los pocos que recuerdan la realidad que existió antes del Mundo de Batalla y es precisamente él el indicado para descubrir la aparición de las dos arcas que salvaron de la destrucción al Cónclave (en el universo 1610) y a los últimos héroes del universo 616.

 

«Es muy bueno en el papel de dios«

 

Y es que hemos tenido que esperar hasta la tercera entrega, pero ya sabemos qué héroes y villanos han sido llamados a luchar en esta tercera iteración de las Guerras Secretas y, ya de paso, a destrozar el débil equilibrio existente entre los distintos reinos de este gigantesco mundo. Para los que no leyerais Los Vengadores y Los Nuevos Vengadores de Hickman durante los últimos tiempos (mal hecho) hemos de recordar que los Illuminati se dedicaron a evitar una incursión tras otra hasta que su moralidad les impidió seguir y decidieron concentrar sus esfuerzos en tratar de sobrevivir a la colisión entre los dos últimos universos mientras un nuevo grupo de seres poderosos y malvados (el Cónclave) se dedicaba a destruir Tierras alternativas, deteniendo de paso cualquier incursión en proceso.

 

Secret Wars #3

Secret Wars #3

 

Este peculiar grupo (formado por Thanos, Cisne Negro, Terrax, Namor, Medianoche Próxima, Máximus y Corvus Glaive) se unió en el universo Ultimate a la versión psicópata de Reed Richards y copió en el último momento los planos del Mr. Fantástico original para el arca. En el número anterior, precisamente, contemplamos su desembarco en este nuevo mundo, ocho años después de que éste haya comenzado a existir. La aparición de este grupo será precisamente la piedra de toque para que vuelvan aparecer, al principio de Secret Wars #3, los supervivientes de la malograda arca del universo 616: Pantera Negra, Capitana Marvel, Starlord, Spider-Man, la Thor actual, la ‘segunda venida’ del Cíclope-Fénix y un Reed Richards destrozado por la pérdida de su mujer y sus hijos en medio de la vorágine de la destrucción de los universos. ¡Ah! Y a todos ellos hemos de sumar al Ultimate Spiderman, que se coló en la nave del Cónclave a modo de polizón.

 

«Hay caos en vuestro reino y necesitamos la guía de vuestra mano«

 

Mientras que el grupo de villanos ha venido dado por el desarrollo de la historia en la Casa de las Ideas durante los últimos años, los héroes a los que selecciona Hickman provienen de una mezcla de necesidades del guión (Richards es esencial con Muerte en el centro de todo y la batalla entre Namor y Pantera Negra promete ser despiadada) con exigencias de la editorial (Thor, Miles Morales…) y elecciones personales de héroes que pudieran dar más o menos juego (la presencia de Peter Quill me resulta muy interesante, más aún teniendo en cuenta que es el único no Vengador del grupo). El desenlace final del cuarto capítulo del crossover los inserta definitivamente en este nuevo mundo y promete hacer no sólo de las siguientes entregas, sino de las series paralelas, un conjunto realmente apetecible de historias que no puedo esperar a tener entre mis manos.

 

Secret Wars #4

Secret Wars #4

 

Este punto de inflexión deja las cosas preparadas para que la quinta y las siguientes entregas nos encaminen poco a poco al flamante y por estrenar Nuevo y Diferente Universo Marvel con la certeza de que, en un mundo en el que existen al menos tres o cuatro versiones de cada personaje, los próximos números pueden ser una auténtica escabechina (y para ejemplo, el final de este cuarto).

 

El dibujo de Esad Ribic sigue siendo fabuloso durante la mayor parte del tiempo en estos dos números, pero la premura que exige la publicación quincenal de la serie hace que se resienta aquí y allá puntualmente. Es por eso que a partir de Secret Wars #5 la serie  pasa a tener una cadencia mensual, lo cual se traducirá en que los fans vamos a estar mordiéndonos las uñas con cada vez mayor fruición. Habrá que armarse de paciencia… y de cómics.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados