Spiderman 2099

Spiderman 2099. Golpear al futuro: Una araña iracunda

Spiderman 2099Los ocho meses que han transcurrido entre el final de las Secret Wars y el comienzo de la nueva era Marvel han sentado bien a Miguel O’Hara en lo que al terreno laboral se refiere, pues ha pasado de trabajar en Alchemax (la empresa que se convertirá en la megacorporación maligna que rige el destino del futuro del universo Marvel en 2099) a hacerlo en Industrias Parker, como uno de los directivos más allegados a nuestro amistoso vecino Peter Parker, quien de un modo u otro se ha convertido en el punto de apoyo de gran parte de las colecciones arácnidas, dejando notar su presencia en buena parte de ellas.

 

Este punto es interesante, ya que permite a los lectores ver distintas facetas de Peter, que en su serie ya está hasta arriba de problemas. Su interacción con personajes como Seda o Miguel O’Hara nos ofrece una perspectiva diferente (y la mayor parte de las veces, más humana) del que se ha convertido, por méritos propios, en uno de los puntales de la editorial en los últimos tiempos, escalando mucho más arriba de su tradicional popularidad.

 

A pesar de su arranque feliz y despreocupado, este Spiderman 2099 parece dispuesto a llenar el vacío dejado por Araña Escarlata, del que tras su paso por Guerreros Secretos finalizada su colección individual, no hemos vuelto a ver. Así, O’Hara tomará una posición mucho más agresiva y expeditiva. Una evolución que viene a cubrir un hueco en la familia arácnida, que con los Miles Morales, Gwen Stacy y Cindy Moon corre el peligro de estancarse y de repetir demasiados esquemas. Peter David, padre de la criatura y a la que lleva acompañando desde sus inicios, ha estado avispado en este sentido.

 

La serie mantiene la tónica a la que nos tenía acostumbrados en su más reciente encarnación, muy amena, dinámica y de consumo fácil, con el único propósito de hacer disfrutar a los lectores con buenas dosis de aventuras.

 

Detalle a tener en cuenta también, y que hace que la miniserie Secret Wars 2099 no caiga en saco roto, es la inclusión en esta nueva etapa del Spiderman del futuro de la Capitana América de 2099, así que la lectura de la citada miniserie, sin ser determinante, sí que es recomendable para tener más referencias.

 

En el apartado artístico de la colección editada por Panini Cómics (dentro de la línea Colección 100% Marvel) tenemos a un competente (sin llegar a sobresalir, todo hay que decirlo) Will Sliney, siempre eficaz a la hora de mostrar las poses del héroe arácnido y que ahora se enfrenta al siempre estimulante reto de dar con un renovado uniforme para el héroe.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados