Spiderman Superior

Spiderman Superior #1-3: Curva de aprendizaje

Spiderman SuperiorConcluidas sus participaciones en las diferentes sagas arácnidas y habituado a su nueva rutina como Elliot Tolliver en San Francisco, Otto tiene la oportunidad de centrar todos sus esfuerzos en convertirse en el Spiderman Superior que tanto presume ser. Pero como vemos en estos primeros números publicados por Panini Cómics, las cosas no van a ser nada sencillas para el antiguo villano.

 

A partir de Spiderman Superior #1 ya vemos a Octavius emplearse en su misión heroica y haciendo frente a las fricciones inevitables de la profesión, más aún cuando en no pocas ocasiones sus métodos distan de ser éticamente aceptables. De ahí que, en una ingeniosa vuelta de tuerca, Christos Gage convierte a Anna Maria Marconi en una suerte de Pepito Grillo (o una «agente de la condicional» como se autodenomina ella) para evitar que nuestro aspirante a héroe se pase de la raya.

 

Es interesante el trabajo que está haciendo Gage con el personaje. A pesar de cierto conservadurismo en el planteamiento incial acudiendo a un escenario y plantel de secundarios que no difiere mucho de lo narrado en la anterior etapa del personaje (nos trasladamos a San Francisco, pero Horizon Labs sigue siendo parte importantísima en su día a día), el guionista está buscando la manera de crear nuevas dinámicas que le den otro aire a la colección (de ahí, por ejemplo, el nuevo rol que se ha buscado Anna Maria). Ello pasa también por buscar amenazas que se alejen de las habituales del entorno arácnido y ahí Gage va con todo.

 

Que los primeros villanos a los que tiene que hacer frente Octavius sean Terrax, antiguo heraldo de Galactus, y Pandemónium, villano demoníaco con un portal al infierno en el pecho, hablan bien de las intenciones del escritor, empeñado en estos primeros números en sacar al personaje de su zona de confort. Esta exigencia le permite explorar las posibilidades de un protagonista caracterizado su soberbia e indolencia, que siempre se ha creído superior a los demás, y que ahora se ve obligado a buscar apoyos y reconocer sus limitaciones. Otra cosa no, pero hay que reconocerle a Otto Octavius su predisposición a aprovechar la oportunidad dada y su empeño en ser la mejor versión de sí mismo. Christos Gage encara esta primera etapa de su cabecera en solitario como una curva de aprendizaje.

 

Spiderman Superior

 

Una tarea doblemente complicada cuando no solo ha de aprender a empatizar con la gente a la que siempre ha considerado «inferior» y enterrar sus vicios villanescos (para un héroe toda vida es importante), sino que ha de demostrar a los demás que sus intenciones son nobles y sinceras. No es lo mismo ser un Ojo de Halcón cualquiera y aspirar a ser un Vengador que ser el maldito Doctor Octopus y pensar que por hacer un par de heroicidades se van a olvidar de tu terrible pasado. Y aquí la tarea vuelve a ser doble, porque tiene que convencer a los demás, pero también a sí mismo.

 

Es en este aspecto, el desarrollo de Octavius como personaje y su objetivo de redención, en el que se agarra Christos Gage para conducir la serie. Y de su pericia como escritor dependerá que el viaje emprendido por Spiderman Superior sea total y definitivo, o quede en un experimento fallido del que nadie quiera oír hablar en el futuro.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados