Iron Man 2020 #6

Iron Man 2020 #6: No decepciona

Iron Man 2020 #6«¡Esta es la razón por la que nació nuestro hijo!«

 

Pensaba que lo peor que me podía pasar al leerme este último cómic de la etapa de Dan Slott y Christos Gage al frente de Iron Man sería que me decepcionase, pero resulta que estaba muy equivocado. Lo peor de este número con el que se cierra el salto al abismo sin cuerda que ha supuesto esta trama absurda ha sido que NO me ha decepcionado, que (giros de guión innecesarios aparte) no ha logrado ni tan siquiera decepcionarme. Me esperaba un mojón… y un mojón he tenido. ¡Y qué mojón! Una trama cocinada a lo largo de varios años tirada a la basura, un Deus Ex Machina detrás de cada salvada imposible, personajes que quedan muy tocados y condenados bien al olvido o, casi peor aún, a repetir viejos esquemas por un final tan facilón como poco creíble. Iron Man 2020 #6 es todo lo malo que esperaba que fuera. E incluso más.

 

Los que seáis tan frikis y disfuncionales como yo conoceréis seguramente la expresión de ‘Just/All according to keikaku‘, un meme ya con cierta solera nacido de un fansub (traducción y subtitulación casera de una serie, generalmente de anime) de Death Note que se volvió aún más viral gracias al personaje Aizen del manga/anime Bleach. Así, lo que inicialmente era una coña acerca de la incapacidad de algunos ‘fansubbers‘ para traducir sin dejar palabras japonesas por ahí colgando, se convirtió en un chiste acerca de la capacidad del villano de la segunda serie para preverlo todo (e introducirlo en sus planes). Y es que vamos a ver. A Kieron Gillen se le debe haber descolocado el ano. Porque resulta que el viaje de Tony al espacio, su encuentro con 451 y el hallazgo de la armadura matadioses no eran más (si he entendido bien este cómic) que un ardid del propio Tony para salvar la vida de su hermanastro.

 

Claro. Muy lógico. Cómo no he podido verlo venir desde entonces.

 

«Si funciona, te lo explicaré luego«

 

Todo este cómic ha sido un viaje muy colorido para llevar a Tony de vuelta a la casilla de salida. Pero no a la casilla de salida de hace un año y pico, cuando se hizo Slott cargo de la colección, sino de la casilla de allá por 2012, antes de la Segunda Guerra Civil Superheroica, antes de las Secret Wars y antes de cualquiera de las tramas que hayan tenido la más mínima relevancia para el personaje a lo largo de la última década. Iron Man 2020 ha sido el favor que nadie le pidió al guionista que le hiciera al personaje y lo que es una verdadera decepción es todo lo que se ha quedado en tentativas y promesas, todos los personajes que han quedado difuminados, todas las tramas que han sido invalidadas y todas las historias que se han quedado sin contar. Ésta es esa clase de colecciones con las que, si uno aterriza en el mundo de los cómics, acaba renegando de un escritor.

 

Iron Man 2020 #6

Iron Man 2020 #6

 

Lo peor de todo es que, a tenor de lo que leemos al final de este número. Ni la propia Panini sabe como defender esta etapa y, miedo me da, no se ha atrevido a lanzarse a hablar sobre las bondades de la que está al caer y que escribe Christopher Cantwell en la que no es su primera incursión en el mundo del cómic… pero casi. La etapa de Slott y Gage ha sido una de las más cortas que se conocen para el bueno de Tony, pero la que comienza este mismo mes no tiene visos de ser mucho más duradera y determinante. Sólo cabe esperar que Jonathan Hickman se acabe cansando de los mutantes y haga suya la tarea de salvar al Hombre de Hierro.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados