Thor #14 (#121)

Thor #14 (#121): Coronación

Thor #14 (#121)«Me temo que nuestra batalla está lejos de haber acabado…«

 

Interesante cierre para la aún más interesante saga Presa. Ya lo dije en reseñas anteriores, pero lo repito: Donny Cates pudo empezar titubeante en las páginas de la cabecera del dios del Trueno, pero ha ido ganando en confianza y esta aventura es una buena prueba de ello. El enfrentamiento de Thor contra el Invierno Negro, primero, y Galactus, después, sirvió para dejar un simpático cabo suelto al que el guionista pueda agarrarse cuando sienta que ha de dar un cierre a su etapa, pero su principal función aparte de esa fue la de proponer a un nuevo rey de Asgard en pleno uso de los casi infinitos poderes que esa condición le brinda. Puede que el hijo de Odín no osara en el pasado plantarle cara a un ente como el Devorador de Mundos, pero el gobernante de los asgardianos sí que se atreve. Porque ha pasado a un nuevo nivel, aunque ello le lleve a tener que replantear la manera en la que se relaciona con sus súbditos y aliados.

 

Tras esta historia (y un par de aventuras menores que nos ayudaron a contextualizar al héroe), Presa se ha convertido a mi entender en el primer arco de enjundia dentro de esta etapa. El perturbado e hipervitaminado Donald Blake se ha presentado como un villano complejo y apasionante, un verdadero psicópata que ha padecido un infierno y que ahora pretende hacer que el resto del mundo pague por su sufrimiento. Ha castigado a inocentes y han sido los culpables los que en última instancia lo han castigado a él, cargando a esta saga de una siniestra ironía que perdura desde la primera y hasta la última de las viñetas de este Thor #14 (#121). Además, el castigo que le es impuesto por todas sus fechorías no hace sino confirmarnos que tarde o temprano volveremos a saber de él… Para mal o para peor.

 

«Confío en que sabes dónde está la salida«

 

Blake es derrotado. De una manera incontestable y dolorosa. Su supuesto gran poder le dura lo que dura el factor sorpresa de sus ataques sobre presas desprevenidas. De hecho, algo deberíamos haber sospechado cuando, pese a sus infructuosos intentos, se muestra incapaz de derrotar a Throg (ese Thor-rana asociado con el sabueso teleportador de los Inhumanos, Mandíbulas). Cuando los enemigos de Blake se organizan y saben a lo que se enfrentan, la batalla apenas dura un número, en el que el villano encaja toda clase de golpes sin poder responder a ni uno solo de ellos. Y de la derrota surge esa ironía, ese castigo retorcido tan propio de las deidades (no importa si son vikingas, romanas o de cualquier otro panteón) que nos devuelve a un Donald Blake coronado como [SPOILER] nuevo dios de las Mentiras, recogiendo el manto y las connotaciones del anterior portador de ese nombre. Un final salvaje para una trama que no ha sido suave y delicada en ninguna de sus entregas.

 

Thor #14 (#121)

Thor #14 (#121)

 

Da que pensar también la despedida final de Odín, que lo pone definitivamente en un escalón inferior a Thor y que lo obliga a encarar los aparentes problemas que se nos han relatado en las pocas páginas que duró su conversación con la Valquiria de Jane Foster. Da la impresión también que esta es una trama que merecerá una exploración más profunda un poco más adelante (o de manera paralela a esta colección). Pero se han abierto en los últimos meses tantas nuevas historias que investigar (recordemos que en Los Vengadores nuestro protagonista ha descubierto un detalle bastante significativo acerca de su árbol genealógico) que no tengo muy claro cuál de ellas será la que Cates aborde primero. Nos dice Panini en la última página de este número que el próximo arco llevará por nombre Revelaciones, así que puede que ya podamos intuir por dónde va a seguir la historia.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados