A perfect Day

Cannes 2015 | Día 4

Otro de los laudeados con la Palma de oro hace unos años llegó hoy a Cannes. Nanni Moretti enseña en Mia Madre la estela que mostraba La habitación del hijo, Palma de Oro en 2001. El italiano proyecta en Margherita Buy, una realizadora italiana, uno de sus dilemas vistos en su cine: el duelo por la pérdida. Moretti divide la vida de su protagonista en dos parámetros, su intimidad y su profesión. En la primera la mujer visita a una madre afectada de cáncer en un hospital y se reparte con su hermano las horas para estar con ella, al igual que ve su vida en pareja, su vida como dare de adolescente. Por la otra, rueda una película sobre lucha de clases en las que un actor proveniente de Hollywood hace el papel de director de compañía, que hace bastante difícil el trabajo. La intensa estrella no es nada más ni nada menso que un John Turturro muy en su salsa y aportado los toques únicos de humor que da este drama. Moretti –en la piel del hermano de Margherita- no ha sabido encajar del todo estos dos parámetros (Turturro está maravilloso pero tantas escenas hilarantes con él resta impacto al drama), pero su deseo en transmitir el verdadero dolor que uno siente cuando sabe que en breve tocará despedirse de un ser querido, ha quedado intacto. No cuesta empatizaar con la protagonista, la actriz sabe cargar bien con el peso dramático de su rol. Moretti, que edita con soltura los interesantes flashbacks, no llega a la tranquila intensidad que ofrecía La habitación del hijo. Pero no se queda atrás y es una cinta que funciona.

 

mia-madre-john-turturro

 

Dejando un lado la Sección Oficial en la Quincena de Realizadores, hoy con títulos muy dispares. Con Trois souvenirs de ma jeunesse se palpa la melancolía de esa juventud, ese divino tesoro que se va para no volver… Arnaud Desplechin dirige una historia sobre recuerdos de una infancia, un país en el que uno vive, o una adolescencia con un amor típico de esos años: Esther (Lou Roy-Lecollinet) es todo en la juventud de Paul (Quentin Dolmair). La voz en off de Mathieu Amalric, el chico en adulto, guía al espectador ofreciendo verdades como puños en la forma más dulce, con ciertos toques de picardía y sin quererlo nostálgica. Una película con el aire francés muy marcado y que deleita de todo el romance que condensa.

 

trois-souvenirs-de-ma-jeunesse

 

No han sido las mismas sensaciones las que el portugués Miguel Gomes ha dejado con su primera parte As mil e una noites, un metraje que dura seis horas dosificadas en tres partes para el gran público. Una obra tan personal que ha levantado a más de uno de la butaca. Gomes hace una propuesta en la que hace crítica de las circunstancias actuales de Portugal, del cine, de la política. Pero tanto sello propio acaba pasando factura. Aunque la presentación que ha hecho en el escenario del Marriott ha sido mítica. Al menos eso ha valido la pena.

 

arabian-nights

 

Y el día acababa con la presencia española de esta edición en el festival. Fernando León de Aranoa deja a un lado el drama social para adentrarse en la zona de la antigua Yugoslavia en 1995. Un grupo de cooperantes de todos los puntos del mundo están allí, cada uno con unas inquietudes y expectativas diferentes. El realizador español toca las relaciones humanas con brío y demuestra que se las apaña con un elenco más grande: Tim Robbins, Benicio del Toro,  Olga Kurylenko y Melanie Thierry.

 

Mañana intentaremos pescar a McConaughey y Van Sant.

 

a-perfect-day-olga-kurylenko-tim-robbins-mélanie-thierry-benicio-del-toro

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados