Batman / Elmer Fudd

Batman / Elmer Fudd: Temporada de murciélagos

Batman / Elmer FuddMe parece que giras mucho por donde no toca en Albuquerque

 

DC es la reina de los crossovers locos de este aún en pañales siglo XXI. En los últimos años hemos visto a los distintos personajes de la editorial compartir viñetas con las Tortugas Ninja, los protagonistas de Star Trek, los Power Rangers e incluso con los monos del Planeta de los Simios con muy desigual resultado. Ahora la cosa vas un poquito más allá y la editorial diseña una serie de cruces entre los héroes y (no podía ser de otro modo dada la actual relación entre Warner y DC) los caracteres de Looney Tunes.

 

Los primeros en pasar por la experiencia son Elmer Fudd, Batman y, de rebote, el inigualable Bugs Bunny. El encargado de llevar una historia que asustaría al más sereno (por todo lo que puede salir mal) a buen puerto es Tom King (actual guionista de las correrías del Caballero Oscuro en su cabecera principal), por lo que algo de calidad es de esperar. Y Lee Weeks (al que hemos visto hace relativamente poco en Superman: Lois y Clark – La llegada) y Byron Vaughns (animador y guionista de series como los Tiny Toons, que el crossover es a todos los niveles) se encargan de la parte pictórica de las dos partes en que se divide este tomo fino que publica ECC y que se lee de una sentada.

 

¡El muy tonto me ha soltado!

 

Cuál no será mi sorpresa cuando me encuentro con que he disfrutado mucho de la primera parte y me he desternillado con la segunda. King se despega del tono serio de la serie que escribe actualmente para la editorial norteamericana y se va mimetizando cada vez más con la locura de los dibujos animados de nuestra infancia hasta lograr ofrecer dos historias que no desentonan para nada y que divierte un montón leer.

 

Batman / Elmer Fudd

Batman / Elmer Fudd

 

El relato que dibuja Weeks es una novelilla de detectives al más puro estilo del Philip Marlowe de Raymond Chandler que se va hundiendo poco a poco en el mundillo de las historietas de los dibujos animados, pero sin alejarse nunca de la orilla que marca el mundo de los personajes deceítas. Así, Elmer se nos presenta como un cazarrecompensas oscuro y torturado para el que Bugs no es más que otro maleante sin futuro en una ciudad que le ha arrebatado lo que más quería. Batman por su parte es… Batman. Y entre medias vemos adaptaciones de muchos otros personajes míticos de la Warner junto con el retorno de uno de los personajes fetiches del Caballero Oscuro. El resultado de esta mezcolanza es una historia inteligente que está repleta de detalles para los amantes de ambos mundos.

 

Aquel monstruo no dejó ni un cadáver que incinerar

 

Una vez leemos esto, aterrizar en la parte de Vaughns supone toda una bofetada por el cambio radical de estilo. Pero es una de esas tortas que uno recibe de buen grado, porque King se convierte por un momento en el guionista de uno de los capítulos que devorábamos cada día en televisión en una historia descacharrante que podemos imaginar fácilmente en nuestras pantallas. Batman / Elmer Fudd quedará como una rareza para coleccionistas, pero para mí demuestra la gran versatilidad de uno de los guionistas con más responsabilidad en la DC de finales de esta década.

 

Batman / Elmer Fudd

Fudd mal. Elmer Gruñón de toda la vida.

 

El único fallo que le encuentro al cómic, aparte del hecho de que no utilizar la adaptación al español de Elmer Gruñón podría hacer que se tambalee la civilización occidental, es que con la traducción se pierde el peculiar modo de hablar del bueno de Elmer. Por lo demás, por cerca de nueve eurillos tenéis cincuenta páginas de puro disfrute comiquero. Va a ser que lo de los crossover locos no es tan mala idea cuando se hace bien.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados