El Multiverso: Ultra Comics

El Multiverso. Ultra Comics: Tú, el protagonista

El Multiverso: Ultra ComicsProcedo de 24 horas y 38 páginas en el futuro

 

Grant Morrison vuelve a experimentar con el lenguaje del cómic y con la ilusión de la cuarta pared en la octava entrega de El Multiverso. En este caso, y tras múltiples referencias en cada uno de los números anteriores, el guionista nos lleva a Tierra 33 (o Tierra Prima), hogar del cómic maldito que comenzó con esta historia, los Ultra Comics que protagoniza su héroe homónimo.

 

Sin embargo, y a diferencia de las entregas anteriores, en esta ocasión la interacción del cómic con el lector es total desde la portada y hasta la última página de la historia, colocándonos a todos como los verdaderos protagonistas de este experimento. Aunque bien es cierto que el cómic que tenemos en nuestras manos es el mismo que han ido leyendo los distintos personajes de cada una de las Tierras que hemos ido visitando y que es a ellos a quienes se dirige Ultra. Pero la verdad es que la fuerza de los diálogos esta vez la digerimos igual nosotros que cualquiera de los héroes del multiverso. No sólo eso, sino que Morrison aquí está indicando de una manera sutil que quizás nosotros pertenezcamos a una hipotética Tierra 53, independiente hasta cierto punto de las 52 realidades de DC, pero espectadora (y actora) en cada una de ellas.

 

Ni siquiera tengo que soltarme para tumbarte

 

El Multiverso: Ultra Comics es un tebeo difícil de leer, pero hermoso en su manera de afrontar la consciencia de su ficción. El genial guionista de DC aprovecha una vez más para defender al proceso creativo (a cualquier proceso creativo, de cualquier forma de arte) frente a las furibundas críticas de quienes lo consumen y no tratan de entenderlo ni contextualizarlo. Nosotros somos los protagonistas, nosotros somos capaces de hacer que una historia sea buena o mala, nos basta con decirlo para que así sea. Si yo ahora digo que El Padrino fue una película pésima (estoy hablando hipotéticamente, no me degolléis), lo será, al menos en mi universo mental y en el de aquellos que me crean o compartan mi opinión. Lo mismo sucederá si ahora escribo que Sharknado es una obra cumbre del drama contemporáneo. Los lectores tenemos ese poder y Morrison nos rinde homenaje y, a la vez, nos exige una lectura responsable y meditada. Bravo.

 

El Multiverso: Ultra Comics

El Multiverso: Ultra Comics

 

Para esta entrega, Morrison se hace acompañar del excelente dibujo de Doug Mahnke (el dibujante fetiche de Geoff Johns en su época al frente de Green Lantern), que se entrega a la causa de mostrarnos a un héroe hecho con molde al que se le va cayendo la careta poco a poco y que constantemente se dirige a nosotros en un vano intento porque abandonemos la lectura del cómic en el que se sabe preso. Próximamente cerraremos esta singular colección, pero sólo por algunas de las joyas que hemos contemplado ya ha merecido la pena.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados