Superman/Wonder Woman

Superman/Wonder Woman #3: Hora de relevos

Superman/Wonder Woman¡Otro que se nos va! Condenado supuso el fin de las andanzas de Charles Soule al frente de Superman/Wonder Woman y este tercer tomo de la serie que ahonda en la pareja más molona del universo deceíta tiene un nuevo arquitecto: Peter J. Tomasi.

 

A diferencia de la serie en solitario de la amazona, Superman/Wonder Woman está metida hasta el tuétano en el día a día del universo DC, lo que significa que las grandes sagas y los hechos que puedan acontecer en colecciones como Liga de la Justicia tienen una especial incidencia en esta. De hecho, el romance entre ambos personajes surgió en la cabecera del grupo y ha sido uno de los temas tratados durante la etapa de Soule. Esto condiciona mucho el devenir de la serie y la actitud tanto de autores como lectores hacia la misma.

 

El problema viene dado en que resulta muy complicado seguir únicamente esta cabecera. En esta nueva etapa, Tomasi se empeña en anclar aún más la serie a la actualidad de los eventos y crossovers, por lo que las referencias son continuas, algo que Soule había logrado solventar con más o menos acierto. Ahora, la falta de contexto puede ser un problema para los lectores. Problema que, por otra parte, tendría una fácil solución, que es la de dedicar un artículo a hablar de ello, como es habitual en, por ejemplo, Panini/Marvel. ECC, sin embargo, ya sea por falta de interés o de recursos, tiene muy descuidada esa faceta y salvo contadas ocasiones, o bien incluye un artículo “random” sobre personajes y autores de lo más variado, o bien no incluyen nada, dejando un tomo/grapa peladísimo.

 

Aunque no seamos del todo injustos. Con la salvedad de esta ausencia de contexto, la historia puede seguir perfectamente. Tomasi sigue una senda más o menos continuista con la etapa de Soule, cargando las tintas en la acción y poniendo a nuestros protagonistas ante amenazas que no podrían solucionar por sí mismos. La diferencia, al menos en este primer arco llevado a cabo por Tomasi, radica en que la balanza cae del lado de Wonder Woman, es quien lleva la voz cantante y quien tiene la “obligación” de rescatar a su amado. Después de un par de volúmenes en los que todo parecía girar en torno al hombre de acero, se agradece este cambio en la dinámica.

 

Eso sí, como viene siendo lo habitual en la colección, los momentos íntimos de la pareja protagonista quedan en un segundo plano. No caen en el olvido, pero el peso de la historia está en la trama heroica. Este tipo de colecciones “secundarias” tendrían que servir para profundizar en aspectos que no tienen cabida en las cabeceras de referencia (como Liga de la Justicia o las dedicadas a cada personaje), pero hasta el momento ninguno de los guionistas ha optado por ese camino. Quizás más adelante. De momento nos conformamos con la pareja formando equipo para pelear con los malos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados