Nop

¡Nop!: Fantástico, Jordan Peele

Jordan Peele entró en esto del séptimo arte con una propuesta que levantó más de una ampolla, Déjame salir, película con la que ganó el Oscar al mejor guion original. Puso el dedo en la llaga sobre el racismo latente que existe en EEUU y que parece que se intenta ocultar por todos los medios. Aquí ya demostró que dentro del género podría tener una voz propia. Con su segunda propuesta, Nosotros, avanzó un poco más y habló sobre la era Trump, reflejada en la dualidad de los personajes y el miedo que invadió al país en aquella época. Ahora, un poco más alejado de la crítica social, Jordan Peele nos regala ¡Nop!, una cinta que juega entre el terror y el fantástico; una película que consigue mantener al espectador pegado a la butaca en todo momento ante las imágenes -muchas de ellas hipnóticas- y una trama que se cuece a fuego lento, pero que cuando despunta es imposible quitar los ojos de la pantalla. Una muestra más del talento del director neoyorquino.

 

Keke Palmer

Lo mejor que se puede hacer es no saber nada de lo que trata ¡Nop! y eso es complicado porque los tráileres ya han dicho más de la cuenta. Lo único que se debería saber es que todo se desarrolla en una granja de entrenadores de caballos para el cine donde comienzan a ocurrir cosas extrañas. Si vas con esta premisa en la cabeza, la cinta conseguirá que te vuele en mil pedazos porque las sorpresas, el buen hacer en el guion de Peele y las actuaciones harán que te sientas un personaje más, llevándote en todo momento a una zona de incomodidad. No incómodo por lo que estás viendo, sino por la sensación y la atmósfera que consigue impregnar en todo momento. Cuando la película se adentra en el terror, hará que se metas en la butaca y no quieras salir, y cuando se mete en el fantástico, quedarás prendado por las imágenes que plantea el director, haciendo que todos y cada uno de los planos valga la pena, cuenten algo y sean importantes para la trama. Jordan Peele no da palos de ciegos.

 

Daniel Kaluuya

 

Y aunque sea la propuesta más directa de Peele en cuanto a la ejecución y la crítica social no esté tan marcada, es una cinta de Peele y algo tiene. Jordan Peele critica a todos esos que se creen elegidos por algo para jugar a ser Dios o no ver más allá. Es también una crítica a todos aquellos que han hecho que en el mundo comience a dominar una vertiente política que mira a un pasado que es mejor no mirar, dándole alimento sin importar las consecuencias. Están metidas algo más sutiles, pero si se mira detenidamente, están. Y Donald Trump vuelve a salir mal parado. Y es que no se puede ir a una película de Jordan Peele y pensar en que no va a meter alguna crítica. Así como referencias. Tiene una de Akira que me volvió loco. Y para todo esto ha vuelto a contar con Daniel Kaluuya, con quien ya trabajó en Déjame salir y que sigue demostrando que es un actor impresionante. Da igual el papel que se le ponga por delante que siempre lo sacará adelante y demostrando como va creciendo. Le acompañan Keke Palmer y Steven Yeun, como las caras más destacadas.

 

En definitiva, ¡Nop! es una de las grandes películas del año. Es una muestra más del talento de un director que quiere seguir haciendo un cine original, único e inteligente alejado de las grandes superproducciones y seguir explorando las posibilidades de un género que tiene mucho que ofrecer. Ya estamos esperando las noticias de su nueva película, pues siempre que Jordan Peele tiene cinta, es un gran año.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados