Batman. Ciudad Rota y Otras Historias: Bang, bang, bang

Batman: Ciudad Rota
Brian Azzarello y Eduardo Risso nos traen al Batman más noir en uno de sus mejores relatos para DC Comics.

Batman: Ciudad Rota y Otras Historias«… Dios no se molesta en llorar sobre Gotham«

Que a Brian Azzarello le encanta el género noir es algo que tenemos todos meridianamente claro. Obras suyas como Joker o su paso por El Comediante certifican, sin necesidad de nombrar la omnipresente 100 Balas, la comodidad con la que se mueve este escritor de Cleveland dentro de las tramas de crimen, humo y disparos en un callejón. Su entrada en el ámbito superheroico, sin embargo, no fue tan inmediata ni tan deseada como pudiera parecer y, aunque ahora nos esté ofreciendo una de las mejores etapas de Wonder Woman de la historia, en un principio sólo aceptó un pequeño experimento al lado de su inseparable Eduardo Risso para regalar a los lectores la octava entrega de las pequeñas historias de complemento que cerraban cada número de Batman: Gotham Knights allá por el 2000.

Se trataba de un «final de historia» en el que el Caballero Oscuro se disponía a apresar a Zsasz por enésima vez y éste trataba de explicarle el por qué de sus asesinatos en serie. En apenas ocho páginas Azzarello y Risso se adentraban en la mente del asesino y en la de su captor con una eficacia que no dejó indiferentes a los peces gordos de la editorial, quienes lograrían tres años más tarde volver a juntar a dúo creativo para la miniserie de seis números que ECC acaba de editar en un tomo que también incluye esa primera historia y otras dos más que mantienen el denominador común de los bajos fondos de una ciudad corrupta que nuestro héroe desespera por salvar de sí misma.

«¿Cómo se puede ser tan cruel para matar a los padres de un chaval y dejarlo vivo a él?«

Ciudad Rota (Broken City, 2003-2004) pone a Batman tras la pista de una sombra que apenas llega a entrever y que lo enfrenta a sus peores pesadillas, esas que se originaron en el callejón del crimen una noche a la salida del cine (o del teatro, según la versión). Azzarello nos ofrece un Bruce Wayne aún atormentado por los fantasmas de esa noche que se ve obligado a revivir sus peores recuerdos cuando dos disparos siegan la vida de los padres de un chaval sin que él ni nadie pueda hacer nada para evitarlo. Lo que le sigue es una sucesión de escenarios sórdidos y enemigos clásicos «gangsterizados» (la versión que nos ofrecen de Killer Croc Azzarello y Risso es memorable) que tienen a nuestro protagonista dando vueltas cual peonza sin que nada parezca aclararse en esta serie de lluviosas noches.

Batman: Ciudad Rota

El trabajo de Risso con el dibujo y de Patricia Mulvihill con el color redondean el excelente guión de Azzarello hasta lograr que uno necesite, tras la última viñeta de Ciudad Rota, cerrar este álbum y los ojos y dejar reposar un rato la historia que acaba de disfrutar antes de permitir que el mundo siga girando. Batman es uno de los pocos personajes capaces de lograr este efecto y este es, quizá, uno de los motivos por los que Azzarello y Risso se lanzaron de cabeza a por este personaje de entre todos los posibles que les ofrecía la galería de la editorial. Otro fue, claramente, que nadie como el alter ego de Bruce Wayne casa con el género noir que tanto les ha gustado siempre a estos dos artistas.

«Se comenta… que el diablo se los llevó y los arrastró hasta el infierno«

Batman, Brian, Eduardo y Patricia volvieron a coincidir en 2009 con motivo de un nuevo «experimento / homenaje» que vendría a llamarse Wednesday Comics y que recuperaba la esencia de las tiras de página completa de los dominicales de antaño. La historia, en esta ocasión, ponía en escena a un anciano asesinado, una viuda de piernas largas demasiado interesada en su muerte y un Batman al que, cual Philip Marlowe, le costaba demasiado no intimar con su cliente. Las doce tiras que fueron necesarias para relatar el misterio valen su peso en oro, sobre todo una apertura y un cierre que abandonan todo tipo de esperanza en favor del frío dolor de la impotencia y la frustración. Geniales.

Batman: El Caballero de la Venganza

La última aportación de la pareja (o el trío si contamos con su estupenda colorista) a la mitología del héroe se dio en 2011 con los tres números que compondrían El Caballero de la Venganza, una historia que se desarrollaría en el mundo alternativo que descubrimos en Flashpoint y en el que tras la máscara del Caballero Oscuro nos encontrábamos con un atormentado Thomas Wayne que, incapaz de salvar a su mujer y a su hijo, había consagrado su vida a convertirse en una suerte de Punisher enmascarado y dispuesto a cualquier cosa por mantener el orden en su ciudad. Brian Azzarello le da una vuelta de tuerca a la ciudad de Gotham en esta realidad alternativa por medio de la presentación de un Joker que deja con la boca abierta al lector la primera vez que se encuentra con él y que lleva en sí asociado un mensaje acerca del karma, el yin y el yang, el equilibrio… que no pasa desapercibido. El drama con el que el guionista decide cerrar este relato no es sino una profunda reflexión acerca de lo que nos enseñó sobre el Caballero Oscuro el evento de Flashpoint que dio lugar a los 52 universos actuales de DC.

ECC nos ofrece una nueva entrega de Grandes Autores de Batman que merece mucho la pena conservar en nuestra estantería. La decisión de la editorial a la hora de colocar las historias que componen el tomo saltándose a la torera cualquier orden cronológico o de publicación es bastante acertada puesto que las dos miniseries principales no dejan de estar estrechamente ligadas (pese a no compartir ni tan siquiera a su protagonista) a través de los ecos del «bang, bang» de una pistola en un callejón oscuro.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados