Green Arrow La Guerra de los Outsiders

Green Arrow. La Guerra de los Outsiders: Así se hace

Green Arrow La Guerra de los Outsiders«Casi no reconozco al hombre que era«

 

La última vez que hablamos de Green Arrow por aquí era para denostar los diez capítulos de Ann Nocenti por su falta de ambición e interés, máxime cuando la serie de la CW americana estaba pegando fuerte en las televisiones de todo el mundo. No parecía de recibo que, mientras Arrow dibujaba a un héroe sobrio y con pocas ganas de fiesta, la guionista de Catwoman y Katana nos presentase a un tipo feliz de marcarse un «tres contra uno» en la cama de su jet privado. Lo más sangrante era que Nocenti había sido contratada para reemplazar a Keith Giffen (Liga de la Justicia 3000) y a J.T. Krul, responsables cada uno de tres capítulos previos a la etapa de la autora y que ECC no se ha molestado en traer a España en base a la pésima crítica cosechada por ambos.

 

Pero cuando todo parecía perdido para la serie DC decidió sacar la artillería pesada: colocó a un Jeff Lemire en estado de gracia tras su paso por Animal Man y Liga de la justicia Oscura y rescató al genial dibujante Andrea Sorrentino de las cenizas de la interesante Yo, Vampiro y les encargó resucitar la serie o, al menos, devolverle la dignidad que había ido perdiendo desde que comenzó el nuevo Universo DC. Ni cortos ni perezosos, Lemire y Sorrentino privaron a Oliver Queen de su fortuna, su empresa y la mayor parte de sus aliados para poder trabajar con algo más puro, con el héroe desnudo, libre de las distracciones que corresponden a la otra vida, la pública, que mantiene por conveniencia y por necesidad.

 

«Fuiste tú todo el tiempo«

 

De este modo Green Arrow #2: La Máquina de Matar, se convirtió en la particular ave fénix del héroe de DC. En ese número Lemire nos presentó a Komodo, un nuevo enemigo que parecía tener una especial fijación por los Queen y que lograba, de un modo u otro, quitar a Oliver todo lo que era suyo y a Green Arrow el control de la ciudad que anhelaba proteger. Ya entonces se nos presentaron brevemente los Outsiders como una especie de organización o secta a la que el tal Komodo parecía pertenecer y también se desgajaba un enigmático personaje (Magus) cuyas intenciones para con nuestro protagonista no parecían del todo claras.

 

Green Arrow La Guerra de los Outsiders

Green Arrow: La Guerra de los Outsiders

 

Con un millar de dudas y un Green Arrow un poco más sabio y bastante más magullado llegamos a Green Arrow #3: Vértigo, un cómic que podría parecer «de transición» dada su conexión con el evento DC Maldad Eterna, pero que nos dejaba con una nueva incógnita, esta vez con la forma femenina del personaje de Shado para sumar a todas las anteriores. Precisamente ella es quien al principio del cómic que nos ocupa hoy se ofrece a ayudar a Queen a encontrar y rescatar a su hermanastra (hija de Shado con el difunto padre del protagonista) de las garras de Komodo y los Outsiders, para lo cual tendrán que hacer una visita a la isla en la que el viejo Oliver murió y el actual tomó las riendas de su propia vida.

 

«Tu madre es una mujer muy mala y muy peligrosa«

 

Lo que sigue no es sólo un progresivo enfrentamiento entre Queen y los diversos brazos de los Outsiders, sino una revisión en toda regla del pasado del personaje con la que Lemire parece querer reírse de los últimos intentos de rentabilizar las «historias de origen» (a través de Año Cero, Orígenes Secretos…) por parte de la editorial en la que se publica la colección. El guionista no necesita rememorar demasiados eventos (más que nada porque ya los conocemos del cómic o de la televisión) para darle la vuelta a toda la mitología del personaje y, ya de paso y con la ayuda de un siempre maravilloso Sorrentino, marcarse un homenaje al Green Arrow del pasado que, de paso, le mande una sonora pedorreta a los juveniles diseños actuales.

 

Green Arrow La Guerra de los Outsiders

Green Arrow: La Guerra de los Outsiders

 

En un momento de crisis, cuando la historia de su vida pasa delante de sus ojos para, a continuación, desvanecerse en las brumas del desengaño, Oliver ha de crecer y madurar una vez más si quiere sobrevivir a lo que el destino le ha deparado. La Guerra de los Outsiders sirve, así, para narrar el momento final de crecimiento personal del protagonista antes de lanzarlo al vacío de las nuevas aventuras que retomarán otros autores una vez que Arrow solucione los problemas que se ha dejado esperándolo en Seattle. El tomo se completa con una revisión del capítulo de Liga de la Justicia: Origen que se enmarcó en medio de los eventos narrados en Batman: Origen y que nos permitieron conocer a la fuerte y entregada madre del héroe.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados