Superman

Superman #11-13 (66-68): Amanecer negro

SupermanECC Ediciones publica entre los números #11-13 de Superman el arco argumental Amanecer negro, que pone su atención tanto en la familia Kent como en Hamilton, el pueblecito en el que viven desde que llegara Renacimiento a nuestras vidas. Al frente de la aventura se sitúan Patrick Gleason y Peter J. Tomasi, con el propio Gleason ilustrando alguno de los números (el resto son trabajo de Doug Mahnke). La pareja de autores tiene bien cogida la medida a la dinámica familiar de esta etapa de Superman y exploran (y explotan) todas las posibilidades que les ofrece.

 

En Amanecer negro ya no queda rastro de la familia Smith. Como vimos en capítulos anteriores, Superman y su familia ya han terminado de adaptarse a su nueva vida, por lo que ya iba siendo hora de que recuperaran sus verdaderas identidades. Pero como el género de superhéroes nos demuestra una y otra vez, la calma precede a la tormenta, o es demasiado bueno para ser cierto, o… veis por dónde voy, ¿verdad? La vida apacible de los Kent en Hamilton no podía durar para siempre y un enemigo que se descubre haber estado actuando desde hace largo tiempo en las sombras, inicia su ataque frontal contra los Kent.

 

En este aspecto hay que remarcar el trabajo que realizan los guionistas para potenciar y equilibrar el protagonismo de Clark, Lois y Jon. El que Tomasi sea también el escritor de Superhijos había tendido, en los últimos números, a una mayor preponderancia de los kriptonianos, dejando a Lois en un papel más secundario. Esta situación de desventaja de la matriarca es corregida en Amanecer negro, dándole a la reportera una importante influencia, no solo en la trama, sino en el desenlace de la misma. Hay una idea que está presente durante toda la aventura y que los autores ponen en boca de los orgullosos padres de Jon siempre que pueden: los problemas se solucionan en familia (por más que Batman se queje y quiera solucionar las cosas por su cuenta y riesgo).

 

Esta idea se puede trasladar también a la gente de Hamilton, que forma una peculiar comunidad en la que todos van a una, en lo bueno y en lo malo. Esto se traduce en una aventura con un claro componente siniestro, vagamente inspirado en novelas como Un mundo feliz, donde la felicidad y la paz se ha conseguido a cambio de la libertad del individuo. Así, Tomasi y Gleason abordan la sci-fi propia de Superman desde una perspectiva oscura, aunque matizada gracias al aporte de los jóvenes Superboy y Robin.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados