Livewire #8

Livewire #8: Un nuevo comienzo

Livewire #8«Supones una amenaza grave al bien que procuramos hacer aquí«

 

Hasta aquí ha llegado la primera gran saga de la serie que anda escribiendo Vita Ayala para Valiant (Medusa en nuestro país). Llegamos a la conclusión lógica de una infiltración y una batalla en la que ha ido resultando cada vez más complicado distinguir a los héroes de los villanos. Porque Livewire trata de ser una heroína, pero sus acciones y sus métodos llevan mucho tiempo siendo villanescos y, en el lado opuesto, el PSEP liderado por Serena huele a algo bastante turbio, pero conforme hemos ido avanzando sobre ello no hemos visto sino buenas intenciones bajo una capa de instrumentalización institucional.

 

Ayala nos ha ofrecido una primera aventura dibujada en escala de grises, con unos personajes tan reales como tú y como yo (salvando el hecho de que ninguno de nosotros dos podría lanzar rayos por los ojos) que nunca llegarán a ser completamente buenos, ni rematadamente malos, simplemente humanos, con sus miedos, sus obsesiones y sus virtudes. Como ocurriera en Harbinger Wars 2, cada uno de los dos bandos en la pelea que hemos presenciado a lo largo de toda esta saga se sentía en posesión de la única verdad y, visto desde fuera, hemos podido observar cuánta razón tenían y cuán equivocados estaban.

 

«Voy a hacer las cosas bien«

 

Lo que viene a continuación va a resultar todo un reto para la guionista. Tras ejercer de villana en el crossover de Valiant antes mencionado y moverse por tierra de nadie en esta colección, a partir del mes que viene debería comenzar el lento camino de Amanda McKee hacia la redención. Esta saga acaba con un momento tan trágico como innecesario (en el sentido de que es algo que nuestra protagonista nunca habría deseado) y esto va a espolear a Livewire a mejorar sus métodos y tratar de volver al camino del héroe, si es que aún queda sitio para ella en tan selecto club. Sin abandonar el realismo emocional que ha caracterizado a este cómic desde su primera entrega, la protagonista ahora ha de demostrarnos su capacidad para evolucionar, para adaptarse a un mundo que la teme y que no le va a perdonar sus actos recientes, pero del que necesita que, al menos, sí acepte a los que son como ella.

 

Livewire #8

Livewire #8

 

La serie que comencé hace ocho números por la curiosidad de ver qué hacían en Valiant con un personaje tan tocado por los acontecimientos de su gran evento editorial se ha ganado sus alas gracias a que ha desarrollado una entidad propia y a que ha sabido proponer una trama y un objetivo que son sólo suyos. Nos adentramos ahora en 2020 con una Livewire a la que da gusto leer, con una historia por descubrir y una amplia galería de secundarios por desarrollar (no me olvido de Secret Weapons y de las ganas que me dejó esa serie de más). ¿Quién sabe? Quizás, si Bloodshot va lo suficientemente bien en el cine, estemos hablando dentro de un año por estas fechas del cásting para reclutar a la versión en carne y hueso de una de las psiots más poderosas del universo Valiant.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados