El asombroso Spiderman

El Asombroso Spiderman #144: We can be heroes

El asombroso Spiderman #144No sé vosotros, pero yo no voy a echar de menos a Dan Slott. Según termine de escribir estas líneas iré a la estantería a devorar desde el principio su larga etapa al frente de El Asombroso Spiderman (¡10 años!). Y así una y otra vez. Escarceos de juventud con miniseries varias o números sueltos al margen, mi primer acercamiento serio (y seriado) al universo del trepamuros vino de la mano de J.M. Straczynski, pero fue con Slott con quien el flirteo pasó a enamoramiento. Diez años dan para mucho, más aún para un guionista que ha exprimido como nadie al personaje y sus circunstancias, ganándose el hito de acreditar ser el guionista que más números ha escrito de la cabecera -180, ¡ahí es nada!-, solo superado por el incombustible Brian Michael Bendis como el autor que más historias ha escrito del personaje.

 

Y no voy a echar de menos a Dan Slott precisamente por todo esto. Sí, entre manos tenemos su despedida al frente del trepamuros, y dentro de nada los seguidores de Iron Man y Los 4 Fantásticos disfrutarán de su talento como narrador, pero la trayectoria que nos deja, el amor que ha demostrado por Spidey y sus aliados (también sus enemigos), las decenas de aventuras que nos han emocionado (también envalentonado, que Slott no se ha achantado a la hora de generar polémica con algunas de sus historias), van a seguir estando ahí, para que las revisemos una y otra vez. Las despedidas son siempre difíciles, pero entre el legado que nos deja y las buenas sensaciones que despierta su sucesor en la cabecera (Nick Spencer, artífice de ya obras de culto como Los enemigos superiores de Spiderman o Morning Glories, así como eventos de envergadura en Marvel como Imperio Secreto), esta en concreto no podría ser más dulce.

 

Para su fiesta de despedida Dan Slott ha juntado a buena parte de los aliados de Spiderman, desde clásicos como Jonah Jameson o Mary Jane, a personajes de nuevo cuño como Seda o Miles Morales.Flash Thompson, Johnny Storm, tía May, la gente de Horizon Labs… incluso Otto Octavius. El guionista ha acudido a muchos de los personajes que han sido más o menos importantes a lo largo de su trayectoria junto al trepamuros. Siempre faltan algunos nombres, claro está, pero la selección de amigos y conocidos de Parker que se dan cita en estas páginas es lo suficientemente representativa como para contentar a todo el mundo. Y para ponerles a todos en peligro Slott acude a las dos mayores amenazas a las que se ha enfrentado siempre Spiderman -con permiso de Octavius, para quien la editorial tiene reservado un interesantísimo futuro-, los duendes y los simbiontes, fusionados en la figura de Norman Osborn.

 

Hace ya un año del último choque entre ambos personajes, pero en los últimos meses Slott venía avisando de su vuelta. Una vuelta que se presagiaba terrorífica y enloquecida que, una vez materializada, ha cumplido las expectativas que había depositadas en ella. Norman Osborn, sangre mediante, reivindica su posición preponderante en la galería de villanos arácnidos. En tiempos de Vengadores Oscuros probó las mieles vengadoras, pero es en las distancias cortas, cuando la amenaza toma un cariz personal, cuando se crece. Para disfrute del público y tragedia del pobre Parker, Osborn explota su auténtico potencial cuando tiene una araña delante. En este El Asombroso Spiderman #144 Slott completa la vuelta de tuerca sobre el villano que venía preparando desde hace tiempo y el resultado no podía ser más satisfactorio, aportando una última creación capaz de dejar como simples aficionados a la plana mayor de enemigos de nuestro amistoso vecino: el Duende Rojo. Lo apretado de los tiempos para finalizar la saga en el número #800 USA y la necesidad de despejar en lo posible el escenario para la llegada de Nick Spencer quizás nos ha privado de exprimir más al Duende Rojo, pero la iconicidad de su apariencia y el potencial que atesora, garantiza que antes o después de esta aventura volvamos a saber de él.

 

El asombroso Spiderman

 

Este cierre de etapa le ha servido también al escritor para cerrar el arco evolutivo iniciado con Doc Ock desde tiempos de Spiderman Superior, a fin de que el trabajo realizado por el personaje no quede en agua de borrajas y pueda tener cierta continuidad en el tiempo. Aunque esto no garantiza nada, el propio Slott lo demuestra con Flash Thompson en estas mismas páginas. Parecía que no después de leer Venom INC, pero la influencia de Marvel Legacy es demasiado poderosa. Y por más dispares que sean los desenlaces para ambos personajes, o incluso para otros como Jonah Jameson, el guionista lo que busca es subrayar algunos de los conceptos más característicos del código que rige al trepamuros, siempre estamos a tiempo de hacer lo correcto y de enmendar nuestros errores, porque -ya sabéis- todo gran poder conlleva una gran responsabilidad.

 

Como cierre, en colaboración con Marcos Martín, Dan Slott desarrolla una historia titulada “A tu lado” que reflexiona sobre aquello que hace único a Spiderman dentro del género de superhéroes. Un relato de corte más intimista, contrapunto perfecto para la endiablada historia anterior, que apela a nuestras emociones y en la que Spiderman, lejos de ser el protagonista, actúa como un personaje secundario, como una influencia que nos acompañará toda la vida y que nos recuerda que todos podemos ser héroes.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados