Guardianes de la Galaxia #9-10: Día del padre

Guardianes de la Galaxia
Brian Michael Bendis capea Infinito y sigue abriendo interrogantes sobre sus personajes en estos dos números.

Guardianes de la Galaxia #9«Espero que estés contento Peter Quill, ¡¡¡Me estás volviendo loca!!!«

Lo sé. Primer domingo de mayo, Día de la madre. ¿Y a qué viene el título de esta reseña? Pues básicamente a que las madres poco han tenido que decir hasta el momento en la serie que le fue encargada a Brian Michael Bendis con vistas a la película de este verano. Sin embargo los padres, ya sean el de Peter Quill o el de Gamora, llevan decidiendo los devenires de esta banda de aventureros desde el número uno de la colección, hace ya casi un año. El primero, con sus intrigas, pintó una diana en la Tierra para razas como los badoon y el segundo ha sido, en última instancia, quien se ha aprovechado de la ausencia de los héroes para desatar el caos en nuestro planeta y ha sido el detonante de la actual saga que se desarrolla en Marvel: Inhumano.

El primero de los dos números que nos ocupan hoy cierra la participación (tangencial) de los Guardianes de la Galaxia en Infinito. En el número #8 de Guardianes de la Galaxia dejamos a Star-Lord, Mapache Cohete y Abigail Brand bastante más que apurados tratando de defender El Pico de las hordas de Thanos. La oportuna llegada de Angela da la vuelta a la situación y nos lleva al momento presente del Guardianes de la Galaxia #9, en el que el resto de los chicos del equipo se unen a la «fiesta» y en el que Gamora debe decidir entre permanecer fiel a aquello que la ha mantenido viva todos estos años o dejarlo todo en manos de los dictados de su instinto y su corazón para arriesgar la vida en favor de su «familia».

«Creo que a partir de ahora haré que todo el mundo me llame así«

Guardianes de la Galaxia #10 viene a ser un descafeinado entreacto entre sagas que les permite a Angela y Gamora mejorar un tanto sus relaciones tras sus desafortunados inicios. Con la excusa de liberar a un campamento de esclavos de los badoon, las dos féminas del equipo hacen gala de su amplio repertorio de llaves ninja y manejo de las más desproporcionadas armas a la vez que van desvelándose la una a la otra sus motivaciones y los temores que albergan en su interior.

Guardianes de la Galaxia #10

Está claro que lo que mueve a la mercenaria de color verde es la sed de venganza para con su padrastro. Gamora trata de hacer salir a Thanos de donde esté escondido (quizá debería leerse Nuevos Vengadores #36 para averiguarlo) a base de aporrear las cabezas de sus aliados (sin mucho interés por las vidas que se supone que está salvando por el camino). Angela es harina de otro costal. Arrojada en una realidad desconocida para ella y sin esperanza de regreso parece ser que lo único que podría interesarle a este personaje es el porqué de su situación y la posibilidad remota de revertirlo. Sin embargo Bendis tiene otros planes y al final de esta entrega nos coloca un cebo que nos tendrá muy pendientes de las evoluciones de la guerrera en los futuros números de la colección.

Como podéis ver en la portada del #9, Francesco Francavilla sigue haciendo de las suyas en el colofón del crossover con Infinito. En la entrega de marzo, por el contrario, tenemos otra interesante colaboración en materia artística. Se trata del incomparable Kevin Maguire, un tipo que ha influido en gran parte de los actuales dibujantes de cómics y que acababa de ver truncada su carrera en DC. Bendis no ha podido resistirse a contar con él y Maguire, aparte de dejarnos ilustraciones como la que precede a estas líneas (y que en grande luce que no veas) hace un derroche de buen humor en las peleas que da gusto ver en una serie que busca, precisamente, desligarse del dramatismo que suele acompañar a las sagas «terranas».

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados