Guerreros Secretos: Noche

Guerreros Secretos #4. Noche: Oda al combatiente

Guerreros Secretos: NocheGuerreros Secretos: Noche marca el principio del fin de los Guerreros Secretos de Nick Furia (y Jonathan Hickman). Este cuarto volumen de la colección publicada por Panini Cómics bajo el sello Marvel Saga explota toda la acción contenida del tomo anterior y se cruza (en forma de one-shot) con el evento de rigor, que en esta ocasión es el Asedio de Norman Osborn sobre Asgard (por aquel entonces, en forma de ciudad flotante sobre suelo estadounidense). Se cierran algunas tramas y se prepara la despedida de la primera aventura de largo recorrido del guionista en Marvel Comics.

 

«No me había llegado la hora«

 

Noche arranca con el one-shot dedicado a Asesdio y, aunque funciona con cierta autonomía, el cruce requiere tener un mínimo contexto del evento para disfrutarlo del todo. No en vano, Asedio supone el fin de Osborn como director de H.A.M.M.E.R. y hombre fuerte del gobierno norteamericano en cuestiones superheroicas. A pesar de que muchas cuestiones pasan de puntillas por Guerreros Secretos, su razón de ser y modus operandi están irremediablemente conectados con Osborn y su Reinado Oscuro y el cambio de paradigma derivado del fin de este, impacta de lleno en la colección. Así, la lectura o conocimiento de las circunstancias de Asedio se hacen recomendables. Esto en cuanto al contexto y encaje de las piezas en el escenario en el que se mueve el grupo de Furia, porque la acción del one-shot está dedicada a desarrollar y dejar lista para el cierre la trama abierta en el segundo tomo correspondiente a la relación entre Ares y Fobos.

 

Obligaciones respecto a la actualidad editorial a un lado, Noche expone la guerra abierta entre Leviathan e HYDRA, aunque lo hace a través del punto de vista de los Comandos Aulladores. Ni siquiera lo hace usando el protagonismo de la unidad liderada por Daisy Johnson, piezas centrales hasta ahora, sino que pone el foco en la vieja guarda de Nick Furia, sus compañeros de trincheras en la Segunda Guerra Mundial o la guerra de Corea, encabezados por tipos como Dum Dum Dugan, y se detiene en temas como la lealtad o el valor.

 

Guerreros Secretos: Noche

 

Contada en dos tiempos, la acción de El último asalto de los Comandos Aulladores (primero de los dos arcos recogidos en el tomo) sirve principalmente a un cometido, el de homenajear a las tropas del país norteamericano que dieron su vida en la más cruenta guerra del siglo XX. La camadería en el frente y la hermandad en la mesa, celebrando los años luchando juntos -situando al gran símbolo, el Capitán América, junto a ellos- y colocándolos como los auténticos patriotas frente al juego político. Hickman retrata la dimensión humana de estos soldados en un homenaje que si bien a este lado del charco nos puede chirriar un poco, su verdad es innegable.

 

Cierra el tomo Noche, arco que nos devuelve a los jóvenes reclutas de Johnson y Furia a primer término y que tiene encomendada la misión de empezar a dar respuesta a algunas de las tramas abiertas tiempo atrás. Con el conflicto abierto como escenario propicio para descargar tensiones y dar cuenta de heroismo, Nick Furia y sus chicos toman la iniciativa en esta guerra sin banderas con un único objetivo en mente: ganarla a toda costa. ¿Lo siguiente? El final del camino para Furia y sus Guerreros Secretos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados