Los Cuatro Fantásticos. La guerra de las cinco ciudades: Con la miel en los labios

Los 4 Fantásticos: La guerra de las cinco ciudadesMenudos pájaros han sido en Panini con este cuarto volumen de la etapa de Jonathan Hickman al frente de las aventuras de la primera familia. A diferencia de lo visto en los tomos anteriores, en este (que coincide con el arranque de FF, la serie heredera de Los 4 Fantásticos tras los acontecimientos de Tres) han optado por hacer un corte y dejarnos a mitad de la historia. Por un lado, sí, el libro nos sale más barato (16€), pero encareciendo la colección en su conjunto. Al margen de decisiones editoriales que no llegamos a comprender del todo, lo que ahora nos toca es disfrutar con la llegada de Spiderman al equipo.

 

«Inesperado. El Spiderman también posee un gran intelecto«

 

A pesar del traumático cambio de escenario propuesto por Hickman para esta nueva fase de su etapa como arquitecto de Los 4F, todo lo que ha ido narrándonos desde que sucediera a Mark Millar en la misma cuenta. Y mucho. Desde la tragedia acaecida en la Zona Negativa a los descubrimientos de Reed Richards cuando construyó el puente o el ascenso a la realeza de Sue Storm, todo tiene su eco en estas páginas.

 

Hickman establece una trayectoria de los acontecimientos que se va haciendo más complicada y grande para nuestros protagonistas, llevando a estos a adoptar medidas inconcebibles en circunstancias normales y para cualquier otro personaje. El autor lleva la seña de la serie, el explorar lo imposible, a cotas que no dejan de sorprendernos página a página.

 

La incorporación de Spiderman al equipo tiene lugar con bastante criterio y se hace de forma muy orgánica, y desde el principio parece uno más en la familia. Pero la presencia del trepamuros no es la única novedad. Y tampoco el nuevo vestuario del grupo, que se pasa al blanco y negro en este nuevo capítulo. Respecto a los personajes, además de la aparición de seres de suma importancia para el universo Marvel, la joven Valeria va ganando peso en la historia a grandes pasos y Reed se ve «obligado» a buscarse aliados inesperados para hacer frente a una amenaza que refleja la importancia de las decisiones, cómo puede variar el destino de una persona según las circunstancias y las decisiones que toma. Pero, como ya decíamos al principio, en esta ocasión la historia se nos queda a la mitad, y no queremos entrar en detalle para no aguar la fiesta a nadie. Quedaos con la idea que nos ha acompañado hasta ahora en estos cuatro volúmenes: No hay nada imposible para Los 4 Fantásticos ni para Jonathan Hickman.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados