La boda de Superman

La boda de Superman: ¡Sí, quiero!

La boda de SupermanECC Ediciones sigue con su misión de editar las etapas más destacadas del hombre de acero, al menos las más recientes y las que puedan ser más o menos vendibles entre un amplio espectro del público y no solo entre coleccionistas o fanáticos del personaje. En este sentido resulta curioso que la etapa comandada por Dan Jurgens en los primeros 90, la que supuso la muerte de Superman y, entre otras cosas, su posterior matrimonio con Lois Lane (como acontece en el presente volumen) no haya tenido cabida dentro de la línea Grandes Autores de…, ni que se deje patente la relación entre los distintos volúmenes de la etapa y se intenten colar como historias independientes.

 

Sea como fuere, lo que nos encontramos en las páginas de La boda de Superman es precisamente eso, la narración de la reconciliación y posterior casamiento de los dos “superreporteros” del Daily Planet. La acción continúa los hechos acontecidos en la larga etapa que ECC empezó a recopilar en La muerte de Superman o en Superman y La Liga de la Justicia: Antes del Juicio Final (en este link tenéis recogidas las referencias de los títulos que preceden a esta obra). En este sentido, como obra unitaria, la falta de contexto es importante, aunque a medida que se avanza en la lectura del tomo, con algo de paciencia, se puede deducir todo en mayor o menor medida.

 

Hay dos aspectos que cabe destacar de La boda de Superman. El primero es también el más evidente. Con un título como este es de suponer que el pijameo como tal estará en un segundo plano, lo que debe primar es el trabajo con los personajes y sus relaciones personales. Y así es. La parte central del libro corresponde al especial Superman: The Wedding Album #1, dedicado a relatar tanto la boda en sí como los preparativos de los días previos. Más de 80 páginas dedicadas a celebrar la boda del siglo en la escena superheroica. Este hecho tan especial permite a los editores DC “invitar” a bastantes dibujantes para que se sumen a la celebración y pongan su granito de arena. El compromiso entre Lois y Clark (amén de la situación particular de Kent) condiciona el tono general del volumen, que no renuncia a la acción que le es inherente, pero le da un trato más mundano y manejable por parte de los personajes sin superpoderes. Una reyerta por aquí, un narco megalómano por allá… nada a lo que hasta un Jimmy Olsen del montón pudiera hacerle frente.

 

Esta falta de hormonas belicosas no disminuye el interés en la historia. Muy al contrario. Se agradece el cambio de tono respecto a volúmenes anteriores de la etapa. Permite a Dan Jurgens y el resto de guionistas partícipes de la celebración, profundizar en otros aspectos, tratar de forma distendida con las familias y amigos de los prometidos y ocuparse de los problemas “reales” de la pareja, potenciando nuestra intimidad con los enamorados hasta el punto de que nos sentimos partícipes de su gran día.

 

La boda de Superman

 

El segundo de los aspectos a reseñar por encima de otras consideraciones es la suma importancia que cobra Lois Lane en estas páginas. Lejos de las tramas habituales y del foco casi acosador que se pone siempre (casi) sobre el hombre de acero, aquí la atención se reparte de forma equitativa entre Lois y Clark. Más aún, en la historia que precede al casamiento de los protagonistas, es la intrépida reportera la que lleva la voz cantante, y no faltan los misterios y la aventura. Las recurrentes dudas sobre si Lane está ensombrecida por el héroe kriptoniano son despejadas de forma tajante. Cuando le dan la oportunidad y se la trata como a una igual, no hay quien pueda con la periodista estrella del Daily Planet. Es cierto que en más de las ocasiones que nos gustaría es una figura que (como el resto de “secundarios”) queda algo desdibujada, así que cuando puede lucir su carisma hay que celebrarlo y reivindicarlo.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados