Masacre

Las minis de Masacre #1: Bienvenido al mundo

Las minis de MasacreEl cine, lejos de ser un medio corruptor, que mutila a nuestros icónicos personajes con la excusa de hacerlos accesibles para un espectro de público mucho más amplio (que también, y bien que hace… pero este es otro debate), es el mejor amigo que puede haber encontrado el mundillo comiquero, pues todo el ruido mediático que genera da la oportunidad de aparición de incontables productos derivados… o de la publicación de viejas historias.

 

Si no fuera por el Ant-Man protagonizado por Paul Rudd, por ejemplo, Panini no se hubiera atrevido a reeditar El incorregible hombre hormiga. Y si no fuera por el exitazo que ha supuesto Deadpool, no tendríamos mes a mes en los kioskos una ración en grapa del mercenario bocazas, ni la recopilación de relatos que ahora nos ocupa: Las minis de Masacre.

 

Panini Cómics se ha comprometido a publciar, dentro de su línea Colección 100% (tomitos en rústica, a un precio relativamente competitivo), todas las miniseries inéditas en nuestro país protagonizadas por el personaje, aunque para este primer tomo, y porque la ocasión lo merece, la editorial ha decidido recuperar las dos primeras aventuras del antihéroe: Persecución en círculo y Pecados del pasado, aparecidas originalmente en 1992 y 1993.

 

Masacre es otro más de esa larga de “héroes” marvelitas que bien como villanos o como “justicieros” sin escrúpulos, han pasado por ambos lados de la ley. Castigador, Caballero Luna, Veneno, Spiderwoman… de hecho, el mercenario bocazas apareció por primera vez como enemigo de Cable. En esa situación de personaje de moral difusa es como se presenta en su primera miniserie en solitario, Persecución en círculo, desarrollada por Fabian Nicieza y Joe Madureira, en la que nuestro protagonista debe encontrar a la que será una de las mujeres de su vida Copycat.

 

Masacre

 

Este primer relato resulta interesante en contraposición a la película auspiciada por Ryan Reynolds, ya que nos permite ver claramente la evolución que ha seguido el personaje y como ya desde sus orígenes mostraba algunas de sus señas de identidad (como esa verborrea insaciable). La segunda de las historias recogidas en este tomo, escrita por Mark Waid (e ilustrada por Ian Churchill) rebaja la carga dramática para empezar a dotar al mundo de Masacre del humor que le es tan característico. Aunque estamos en los primeros noventa, y lejos estamos del Masacre que todos conocemos, incómodo, deslenguado y deseoso de romper la cuarta pared cada vez que tiene ocasión. Es por ello, insisto, muy atractivo comparar estos orígenes con el rol que ocupa en la actualidad.

 

Quizás ambas historias ahora nos parezcan un poco trasnochadas, no han envejecido muy bien, pero como buena parte del cómic de superhéroes noventero (los años oscuros de Marvel), pero aún así, como punto de arranque tiene su interés y da la oportunidad al lector de descubrir otras facetas del mercenario con la promesa de que lo mejor está por llegar.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados