Batman Eterno

Batman Eterno #1-3: Regreso al presente

Batman Eterno«Sólo intentaba desarmarle…«

 

Del hecho de que Batman cumplía 75 añitos ya os hablamos hace tiempo con la reseña de su cómic-homenaje y con el concurso que montamos al respecto. DC, por su parte, ha decidido que, además de todo lo anterior podía aprovechar el momento para sacar una nueva serie del Caballero Oscuro que lo devolviera al presente ahora que Scott Snyder parece estar muy ocupado contándonos el pasado del personaje. El formato elegido, el de serie semanal con un reparto de lujo a los mandos, nos devuelve a los tiempos de 52. De hecho, el grado de coordinación y el éxito de la serie han sido tales que, pese a que estaba diseñada para durar una temporada y que la cabecera mensual del justiciero retomara la acción a partir de cierto punto con la nueva saga Endgame, finalmente la colección se ha visto renovada para un segundo año. Veamos cuáles son los ingredientes que han convertido a este cómic en un must read de los fans del Caballero Oscuro.

 

El primero de todos es que el propio Snyder, con el apoyo del cada vez más importante James Tynion IV, está detrás de todo el proyecto como guionista principal y padre del argumento central sobre el que pivotarán todo el resto de escritores y artistas a la hora de preparar sus respectivos capítulos. Así, mientras el guionista estrella de la Batfamilia le seguirá los pasos de cerca al alter ego de Bruce Wayne, Tynion hará lo propio con Red Robin y la recuperada (por clamor popular) Stephanie Brown, Tim Seeley se fijará en un James Gordon en serios aprietos y en los desvelos de su abnegada hija, Ray Fawkes dirigirá todo lo que ataña a lo sobrenatural y arcano y, por último, John Layman le seguirá el rastro a los villanos (que hay muchos) que van a dar guerra en esta colección. Todos ellos estarán acompañados por una caterva realmente impresionante de dibujantes que van a tocar casi todos los estilos e interpretaciones del Caballero Oscuro y su aspecto visual, convirtiendo a esta obra en un collage en el que confluirán múltiples visiones con un denominador común que buscará cambiar el statu quo de Gotham y de sus héroes una vez más.

 

«La guerra por el alma de Gotham City se libra en todos los frentes«

 

Otro gran acierto de la serie ha sido, al menos durante sus primeros tres tomos, el de prescindir de los psicópatas disfrazados para traer de vuelta a Gotham a uno de los villanos clásicos de Batman resucitado por obra y gracia de la serie televisiva que está triunfando en Norteamérica. Carmine Falcone ha vuelto a Gotham y con él regresan la corrupción policial y el caos en las calles de la ciudad en la que siempre parece ser de noche. Puede que la desaparición de series como Los Soprano, Boardwalk Empire e incluso Breaking Bad pudiese presagiar el fin del crimen organizado en los medios, pero nada más lejos de la realidad. El éxito de los tejemanejes del Pingüino, Fish Mooney y el propio Falcone en la Fox estadounidense más allá de lo que le pase al seriote Jim Gordon que interpreta Ben McKenzie evidencian la sed de mafia que tiene el público y es por ello que su regreso a las viñetas es de todo menos casual. Probablemente, tal y como funcionan las cosas en DC el «romano» no sea el villano principal, pero el simple hecho de darle un papel tan relevante en la trama ya funciona como gancho de cara a cualquier lector que caiga en las garras de esta serie.

 

Batman Eterno

Batman Eterno #1

 

Lo siguiente que nos deja atrapados es el exquisito cuidado por los detalles que se está teniendo desde la editorial americana con respecto a esta colección. Ya en noviembre de 2013 el propio Scott Snyder publicó un dibujo de Jason Fabok titulado Happy Batsgiving (lo podéis ver aquí) y que se inspiraba en la ilustración clásica de Jean Leon Gerome Ferris The First Thanksgiving 1621 (1899). En esta ilustración, sin contarnos nada, Snyder y Fabok estaban poniendo todas las cartas sobre la mesa, desde el choque de trenes que serviría de pistoletazo de salida para la trama hasta el casino Iceberg pasando por detalles que no terminamos de ubicar como el búho que preside la escena (¿regresa el Tribunal?) o los huesos humanos sobre los que se asienta la olla.

 

«Parece que los nanobots se han activado mucho antes de lo previsto«

 

Toda esta atención por los detalles pasa por una perfecta coordinación entre los guionistas seleccionados para la gesta. No sólo eso, los secretos se van desvelando con cuentagotas de manera que no es posible adivinar los derroteros que seguirá la serie con tan sólo tres tomos disfrutados, aunque estos se traduzcan en doce números estadounidenses. Sabemos que Falcone es una de las piezas, pero también sabemos que no es la principal ni mucho menos. Se intuye que la Hija del Joker va a jugar un papel relevante, pero aún no sabemos qué consecuencias tendrá su «invocación». Tampoco sabemos qué pintan los Pennyworth en la ecuación, o cómo va a evolucionar el personaje del Pingüino… O, sin ir más lejos, cómo se llegará a la situación que nos plantearon en el Batman #28 que sirvió de prólogo a la colección.

 

Batman Eterno

Batman Eterno #1

 

Esta serie también juega con el fenómeno fan al presentar por fin, con unos cuantos años de retraso, a Stephanie Brown (alias Spoiler) en el Nuevo Universo DC. La antigua compañera (y ocasional interés amoroso) de Tim Drake vuelve a ser la hija del villano Cluemaster, empeñada en desenmascarar a su padre y en echar por tierra los planes que tienen para Gotham él y sus siniestros compañeros. Snyder carga a este personaje con la fotografía completa de la que Batman y sus aliados sólo perciben fragmentos dispersos. De esta manera, el personaje va a ir cobrando importancia conforme más partes interesadas vayan conociendo de su existencia, hasta que lleguemos al momento prometido en el que el Caballero Oscuro se decida a hacerse con Spoiler cueste lo que cueste aún a riesgo de sacrificar antiguas alianzas.

 

«Compré a Falcone para que se fuera«

 

También se verá en esta serie la definitiva incorporación de Harper Row a la Batfamilia (ya tocaba) como Bluebird y esto es otro aliciente más para los seguidores de la colección principal, que ya echábamos de menos la presencia de un sidekick para el héroe de Gotham que le arrancara de vez en cuando alguna sonrisa entre tanto drama y tragedia que anda últimamente viviendo el personaje. Siempre lo he dicho y lo seguiré diciendo, me encanta lo que ha hecho Snyder con la serie, pero hecho de menos algún rayo de luz entre toda la oscuridad que parece estar vertiendo el escritor en cada relato.

 

Batman Eterno

Batman Eterno #2

 

Lo único negativo, por buscar algo, sería el baile de artistas que estamos viendo. En anteriores series semanales, la cantidad de dibujantes implicados se ha limitado a los que trabajaban con cada guionista, pero el desfile que se ve en esta colección es un tanto excesivo con participaciones, como la de Ian Bertram (Batman: 75 Aniversario), que no termino de comprender y que no pegan ni con la estética global ni con la dinámica de la historia que se nos está presentando.

 

ECC ha apostado en firme por esta colección rebajando casi a la mitad el precio de su primer número y presentando los demás en bloques de cuatro episodios, sin atreverse de momento a dar el salto a la publicación semanal que ha dado, por ejemplo, Panini con su Muerte de Lobezno. Batman Eterno es, tras el fin de Origen y su Año Cero, la serie de más rabiosa actualidad y mayor interés del universo Batman. Haríais muy mal en perdérosla.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados