Jean Grey

Jean Grey #1. Pesadilla ígnea: Millennials

Jean GreyDesde hace varios años, muchos ya, Jean Grey se ha convertido en una figura polémica. Sus continuas idas y venidas desde el más allá y los recurrentes escarceos con la fuerza fénix la han terminado de desvirtuar para muchos, perdiendo ese halo mítico que parecía envolverla. La vuelta de tuerca definitiva para el horror de los fans más puristas ocurrió cuando Brian Michael Bendis, en lugar de recurrir a una enésima resurrección del personaje, se trajo a una pizpireta Jean Grey junto a sus inexpertos compañeros de la Patrulla-X original. Nació así La Nueva Patrulla-X, liderada por una joven obligada a combatir en contra todo y contra todos para reclamar su lugar.

 

El experimento no salió nada mal. Tres temporadas ininterrumpidas, primero con Bendis, luego con Dennis Hopeless, y después -hasta día de hoy, aunque variando el título a Patrulla-X Azul– de la mano de Cullen Bunn. En todo este tipo los chicos han tenido que enfrentarse a las suspicacias de sus contrapartidas adultas, a las de la crítica y, sobre todo, a las de un público que no siempre les ha dado la oportunidad que se merecían.

 

De todos ellos quien más recelos ha despertado siempre ha sido Jean Grey, heroina (o aspirante a serlo) que ni siquiera podía contar con una contrapartida adulta con la que medirse y a la que bajar los humos, como pudieran hacer por ejemplo Scott con el “terrorista” Cíclope, o Bobby, que provocó todo un terremoto emocional en el Hombre de Hielo. Jean Grey, Fénix, estaba en un plano superior. Muerta y mitificada, su presencia no ha dejado de aprisionar a nuestra joven protagonista. Un legado terrible y un destino fatal contra los que luchar con garras y dientes. Ahora que Marvel Legacy da sus primeros pasos y que desde la editorial se llenan la boca hablando del glorioso legado de sus personajes y arengando a sus fieles con el objetivo y deseo de recuperar dicho pasado, Jean, la nuestra, la millennial, tiene que alzarse con más fuerza que nunca.

 

Resulta paradigmático de los tiempos de confusión en los que vive la Marvel actual, que mientras se prepara el terreno para la vuelta de este clasicismo (con recuperación de la Jean Grey original, liderando incluso su propio equipo en la futura Patrulla-X Roja), sea la Jean adolescente la que haya conseguido la primera serie en solitario para el personaje. Resulta más revelador todavía que Dennis Hopeless, el encargado de llevar esta empresa adelante, tome como eje central de la odisea de la joven mutante no solo el espinoso (y para muchos bastante manido) mcguffin de la entidad cósmica del Fénix, sino que presenta a la propia Jean, al legado de la Jean adulta, como amenaza de la protagonista.

 

Jean Grey

 

Desde que la joven Jean se convirtió en una desplazada temporal ha estado huyendo de la persona en la que podría convertirse. El recorrido que ya llevó a cabo Cíclope (y que le llevó al espacio o a alistarse en Campeones) ahora, por fin, lo está realizando la Chica Maravillosa. Para acallar a sus críticos y a los que endiosan o temen el recuerdo de su futuro, y -más importante- por sí misma, para vencer esa estúpida idea del legado y poder mirar al futuro sin complejos o temores.

 

Una misión que requiere de un periodo de preparación y aprendizaje previo. El Fénix acecha en el horizonte y Jean debe estar lista para enfrentarse a él, por ello Dennis Hopeless la sumerge en una hercúlea aventura gracias a la que empieza a asumir su potencial y a confiar en sí misma. Jean y el Fénix simbolizan bien a una generación que debe aprender a creer en sus posibilidades y superar los recelos, la falta de confianza y los temores de quienes les han precedido.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados